"Han sido muchos días de aislamiento y no poder abrazar a los míos, pero he ganado la primera batalla", cuenta Eva García en Twitter.
"Han sido muchos días de aislamiento y no poder abrazar a los míos, pero he ganado la primera batalla", cuenta Eva García en Twitter.

Lecturas en twitter que me gustaría compartir porque leerlas nos puede ayudar a entender mejor esta pandemia ocasionada por este virus que nadie nombra, pero que todo el mundo sabemos cómo se llama:

Empieza @nopanaden, un pediatra intensivista que comenta: "Llegar a casa tras una guardia y que tus hijos se griten No te acerques a papá que te puede pegar el coronavirus!!! Y saber que es cierto, e ir con la conciencia hecha mierda muy rápido a deshacerme de la ropa y darme una ducha. Eso nos está pasando (y pesando) a muchos".

También pesa en compañeros sin hijos. No lo dudéis. Anímicamente está siendo muy complejo de gestionar. Todos tenemos alguien con quien poner nuestra conciencia a trabajar

Y ante ello aparecen mensajes que te encogen el corazón. Así @RCPdesdeMicole: "Imagínate cuando te has contagiado. Y en el aislamiento de tu cuarto escuchas la mínima tos de uno de los tuyos y solo cuentas los días no para salir tú, sino para que pase el tiempo teórico de incubación de ellos. Lo dicho, una mierda".

Y añade @skywalker_lluc: "Mi mujer se desnuda en el garaje de casa, yo con guantes recojo la ropa la pongo en la lavadora a 60º, desinfecto con lejía el calzado y le pongo la cena para que después de ducharse pueda cenar y dormir si puede. ¡¡Por casa con mascarilla.!! Le espera otro turno de 12 horas más".

Ello lo confirma @drataniadelahoz: "Yo me desvisto en la entrada de mi casa y directo a la lavadora. Hasta que no me ducho no saludo a nadie y aun así con miedo de contagiarles".

Y también @miriamgutmoy: "En mi caso entro por la puerta de casa digo un hola y seguidamente hago un sprint hacia la ducha. Ánimo y a descansar!!". Y también @gloortizmiluy: "Jo... yo me ducho en el hospital y cuando llego a casa me desnudo en la terraza, pongo lavadora, me vuelvo a duchar. Desinfección de todo con lejía, incluso las patas de mis perritas tras el paseo. Duermo en cuarto distinto a mi pareja que solo se me acerca luego... Es lo que hay!"

Y también @dineronuevo: "Yo me quito la ropa en la entrada, la meto directamente en la lavadora, me ducho a conciencia y después ya atiendo a mi hija, es lo que hay por ahora". Y también @angelabhp2: "Me pasa igual, cada día cuando llego del trabajo, voy directo al baño a ducharme y luego a desinfectar cualquier cosa que toque. Poner al sol la ropa q use para luego ponerla en el cesto de ropa sucia. Y lo peor, pensar que igual los puedes contagiar. Repetir esto todos los días es agotar".

Y se te encoge el corazón cuando lees a @PSevera: "Y las lagrimitas que se caen en la ducha... esas también desinfectan".

A ello, le añadimos las palabras de @depi1214, que nos cuenta la visión de su hija de esta pandemia: "Sí, y su miedo pero de verdad. Mi hija va por 2 crisis de ansiedad y náuseas, y despeños diarreicos... SIEMPRE cuando ve que vuelvo! del hospital... tiene 16 años, no tiene hermanos, y se traga sola la ausencia y la incertidumbre. En fin, "efectos colaterales".

Y a esto se le añade lo que escribe @silpicho: "A mi marido acaban de darle el alta en un hospital y hemos tenido la misma reacción en casa. Qué raro es todo. Mi niño vulnerable, y sin poder acompañarlo durante estos días. Tenemos la cabeza en lo que haríamos en la situación anterior y tenemos que ajustar a los tiempos que corren".

https://twitter.com/evalmazan10/status/1247420612697563136

Y llegamos a @manuaguilera90 que nos cuenta que: "Día +13 sin ver a mi esposa ni a mi hijo".

Peor lo pinta @elymcbeal cuando habla de sus pequeños: "O lo que es peor, que no lo entiendan porque son pequeños y están acostumbrados a recibirte con besos y abrazos y que tengas que llamar a tu pareja cuando llegas para coordinar que se encierre con ellos en una habitación mientras tú vas corriendo a deshacerte de ropa y a pegarte una ducha". Y también @dianacorredor20: "Lo vivimos a diario, nuestros hijos de 4 y 7 años lo manifiestan a mi esposo que es médico, pero todo este protocolo es necesario, y vendrán tiempos mejores que permitan volvernos a encontrar en el marco del amor. Ánimo, es un deber con lágrimas pero valdrá la pena!"

Y también @cohetepopete: "Los hijos con el tiempo lo entenderán y estarán orgullosos. Ahora nos toca trabajar hasta el final si fuera necesario, es lo que escogimos en su momento y toca apechugar cuando se desvanece el glamur y el prefijo de don, queda el fin último de la profesión". Y también @fcayuelas: "Te entiendo. Eso mismo le pasa a mi mujer cuando llega. Los mayores aún lo entienden, pero ella lo pasa fatal con la peque de dos años que no entiende porque no puede abrazar a mami cuando llega. Ánimo y fuerza".

Y en ese entorno llegamos a @josemira25 que cuenta cómo lo vive fuera de su entorno: "Me he ido a un hotel mi mujer tiene asma, paso de riesgos. Trato a pacientes Covid a diario y muertos también que por lo visto infectan mas. Roto es poco".

Y la rotura, la desolación, la frustración aparece con @natfloam: "Nos pesa a muchos pensar que somos un vector para ellos, pero se me hacen imprescindibles para soportar esta situación tan horrible... sin ellos cerca no aguantaría tanta frustración y tanta desolación...".

Y también los que han dado positivo como @evalmalzan10: "Soy enfermera y he dado positivo. Llevo 11 días aislada en mi habitación y dando gracias por cada día que pasa y mi familia sigue sin síntomas. También con gran pesar por no poder estar trabajando, donde debería estar".

Muchas historias que te enternecen, que te rompen el corazón, que te ayudan a seguir, que te llenan. Gracias compañeros y compañeras.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído