Una persona mayor, en una habitación de hospital.
Una persona mayor, en una habitación de hospital.

Nos cuenta @crisborruell, gran enfermera y habitual en esta sección por su lectura de miradas y escucha de silencios que:

"Como cada agosto hace tiempo, mis cuidados se trasladan a Medicina Interna. Dolor, insomnio, edemas, disnea, tos, expectoración, diuresis, suero terapia... Pero he observado mucho más... La perplejidad de un hijo cuando viendo a su madre, te dice que una semana antes, vivía sola, iba a la compra y hablaba con él por teléfono. Un SD Confusional agudo que a ella la ha hecho llorar de miedo, de pena, con elucubraciones y  alucinaciones visuales. O él se comunica con una  mirada que lo dice todo. Lo que parecía una negación a la

ingesta resultó ser un paladar aún con memoria que prefería la #texturasólida antes que el turmix a todas horas.

Su hándicap, no hay quien hable por él. Está tutelado por una fundación que acompaña a través del teléfono, y como él dos pacientes más. Preocupante el aumento de personas mayores en tutela y que tienen deterioro cognitivo. Transmite una indefensión terrible. Como se llega a esa situación? Tanto ha cambiado el modelo de familia que la soledad y la indiferencia se convierten en los únicos compañeros en la edad avanzada?

Y la persona como se siente?

Nosotros les acompañamos a ratos pero no somos su entorno afectivo... Hay deterioro cognitivo en fase inicial que permite reconocerse en esa situación y el dolor emocional que eso conlleva. No poder decidir si volver a casa o no, cuando lo que quiere la persona es rodearse de sus cosas y sus rutinas. Y familias que en su afán de animar a la persona que quieren, no saben/pueden/quieren ver el #sufrimientovital que desborda por su mirada.

Cuando hay que lidiar durante años con dolor crónico, y se va sufriendo la pérdida de autonomía funcional el duelo es muy difícil de llevar. Cada vez en más ocasiones, la demencia protege de vivir la claudicación de quien cuida, el sentirse una carga difícil de llevar y que lleva, el día del alta a no volver más a su entorno habitual para ir al que será su nuevo hogar. Situaciones más visibles en verano aunque formen parte, cada vez más de la dinámica de actuación todo el año.

Es ya una realidad, el modelo de familia en el que no hay lugar/medios/ tiempo para la dependencia (entendiendo aquí los varios motivos que llevan a ello). Inicio mis vacaciones con la sensación de haber dedicado poco o nada de tiempo al cuidado emocional por ocupar las actividades interdependientes el mayor o casi todo el tiempo del turno.

Algo ha de cambiar para que podamos llevar a cabo la intervenciones que nos son propias, fruto de nuestros diagnósticos y que no anulan sino que suman a las otras. Nos enseñan que la persona es un ser biopsicosocial y luego trabajamos bajo un modelo biomédico.Y ahí va mi reflexión: ¿Estamos de verdad preparadas para asumir todo lo que conlleva una relación terapéutica, llevar a cabo abordajes emocionales, acompañar en el dolor psíquico? Este cambio, no nos engañemos empieza por nosotras mismas.

Y ante ello @alki_f dice: "Excelente hilo de @crisborruell. Qué difícil resulta trabajar con un modelo de atención centrado en las personas mayores cuando la sociedad crece y se desarrolla de manera opuesta a sus necesidades".

@mergallego: "Yo trabajo en una unidad de trauma desde hace muchos años, he visto cómo aumentan los casos de mayores solos, a los que en las noches debes vigilar mucho más porque su fractura de cadera no les impide tirarse de la cama por su sd confusional agudo, demasiada soledad.

@PazAndresdelca1: "Siempre he pensado que al igual que no dejamos a un niño solo en una habitacion,no tendríamos que dejar a un paciente mayor solo. Los hospitales tendrían que estar diseñados teniendo en cuenta estos problemas tan frecuentes como el SC, caídas, soledad..."

@charo79: Gracias Cris por reflejar desde la mirada enfermera una realidad que no podemos dejar de lado, que obliga a adaptar nuestros cuidados a las necesidades reales de los pacientes y para la que debemos estar preparadas. Descansa mucho y disfruta de tu merecido descanso. Un abrazo".

@GorgaRodrigo: "Gran relato Cris. Excelente y calmada reflexión. Un buen entresijo de cuestiones sociales y culturales. Una mayor expectativa de vida pero a la vez, una vejez cada vez más solitaria y desconectada de las familias. Cal y arena en la vida de las ciudades modernas".

@ChefiAsturias: "Vuelve, eres necesaria. Yo también te quiero".

@mut_tomas: "Sí... comparto tu reflexión desde Atención Primaria. En el contexto cuidados domiciliarios y en consulta te encuentras con mucha soledad. Puedes realizar evaluación integral, acompañar, pero faltan recursos comunitarios, públicos o voluntarios ¿Quién llena el vacío familiar?"

@carmininn: "Gracias Cris por recordarnos a todos el #cuidadoemocional que se imparte con la mirada,la sonrisa y escucha atenta. ¡Te deseo un buen descanso muy merecido!"

@APerezAlonso: "Qué grandes verdades has reflejado en estos tweets. El modelo familiar es dificil de cambiar. Más tiempo para coger la mano, para acompañar, para disfrutar de los cuidados básicos que tanto unen... recuerdo con cariño asear a mis padres... relaciones terapeuticas tb del alma".

@AFCancelas: "Gracias por este hilo tan real".

@RominaParejo: "Gracias Cris, necesaria reflexión. ¡Disfruta!

@EstherC07253415: "Muy bien explicado".

Y a todas las palabras, Cris contestó con un gracias, con un querida amiga, con un te quiero... ¡Qué grande eres Cris!

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído