Captura de pantalla 2020-04-02 a las 9.49.50
Captura de pantalla 2020-04-02 a las 9.49.50

Historias de aislamiento nos enseñan la dureza de su vivencia:

Leemos que: “Vivimos bajo el mismo techo. Y nos queremos como siempre; es decir, muchísimo. Pero jamás mi marido y yo hemos estado tan alejados el uno del otro como lo estamos ahora. La culpa la tiene el maldito coronavirus. Cuando él llamó a ese número y le comentó a la médica que lo atendió que tenía tos, que se sentía cansado, con dolor muscular y, sobre todo, que había perdido completamente el sentido del gusto y del olfato, el diagnóstico fue rotundo: coronavirus. Desde el momento del terrible diagnóstico, y siguiendo las recomendaciones de la médica, él permanece aislado, encerrado en completa soledad, en una habitación de nuestra casa.

Mi hijo y yo no podemos tener contacto con él, para tratar de evitar que nos transmita el virus. Y ese encierro tiene que durar 15 largos días con sus noches… Por suerte, nuestra casa es amplia. Así que él no solo dispone de una habitación para él solo: también le hemos dejado uno de los dos baños con que cuenta nuestra vivienda para su uso exclusivo. Hablo con él, siempre a través de esa puerta cerrada, a cuyos pies le dejo a diario sobre una bandeja el desayuno, la comida y la cena. Él come en su propio plato, con sus propios cubiertos, bebe en su propio vaso…Mi marido afronta esta situación con bastante resignación. Y nosotros a las ocho aplaudimos".

Y esa visión de resignación, la complementamos con @jmanuelcaro: "Hoy cumplo mi 7° día aislado por COVID-19. Difícil explicar los sentimientos experimentados: miedo, culpa, frustración, agradecimiento, coraje, responsabilidad... Mi cerebro tira de mi cuerpo, casi a punto para volver con mis amigos y compañeros de Servicio y Hospital!"

Y ante este escrito, aparecen mensajes de ánimo y apoyo del tipo:

@Nager08587826: pronto estarás mejor. Hay que buscarle el lado positivo a esta situación, no nos queda otra: somos capaces de hacer cualquier cosa.

@cgomezmenor: No te sientas mal, eres un herido de esta guerra desigual y traicionera. Haces falta fuerte , tanto física como emocionalmente

@nuriathernandez: Nada de culpa, a recuperarse bien y en breve a tope como siempre.

@dblazquezgamero: Ánimo, en breve estarás en la cancha, solo es un tiempo muerto!

@Jccastro1979: MUCHA FUERZA y MUCHO ÁNIMO!! Quede solo el sentimiento del deber cumplido y pronta recuperación! Seguro que ya piensas en volver a ponerte al pie del cañón y ayudar al hospital. ORGULLO

Y ante ello, aparecen nuevas visiones como:

@koalalala: Mi mujer y su hermano (mi cuñado) siguen ingresados desde el martes y evolucionan favorablemente. Hoy es el primer día que no han tenido fiebre durante el día y los encuentro mucho más animados.

O mensajes más tristes como el de @Santiago_llotri: Hoy ha muerto mi viejo, ayer lo sedaron y me di de bruces con la pandemia y lo que significa: su padre no es elegible para la uci, lo entiendo, pero ya no me valen discursos huecos y destartalados ...mi madre sola confinada sufriendo, no olvido y tampoco sé si podré perdonar.

Seguro que si que perdonara como aspecto que nos ayuda a salir hacia delante. Y en ese entorno aparece lo positivo como explica @santimenci: Nuestra primera alta de la UVI de un paciente grave de COVID de 20 años de edad, una de mis mayores alegrías a nivel profesional por todo lo que implica. Pero tendremos muchas más.

Seguimos aportando para no sentirnos apartados.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído