Una paciente habla con familiares mediante una tablet en el Clínico de Granada.
Una paciente habla con familiares mediante una tablet en el Clínico de Granada.

Hemos leído muchas historias de vida con @crisborruell y sus grandes ejemplos de personas mayores y su cuidado. Y la conclusión a la que llegábamos era que necesitamos menos edadismo y más dignidad. Y leyendo sobre edadismo, dice Cris: “me lleva a pensar que sin obviar los casos de maltrato, en la mayoría de veces es esa tendencia a infantilizar nuestro trato, al cuidar, sin pensar que esa persona, un adulto mayor, no ha vuelto ni física ni emocionalmente a la niñez”. Necesitamos historias de una buena vida y de una buena muerte. La muerte digna es fundamental para cerrar el ciclo. Y cómo escribía Elena Bethencourt dedicado a su padre en el concurso de microrelatos de la Red de Cuidados Paliativos de Andalucía: El último tramo del camino es a veces pedregoso, otras un puente de plata, para algunos un callejón sin salida. Para ti fue como escalar una montaña con la punta de los dedos, aferrado a la vida.

Es evidente de la importancia del duelo visible y los cuidados paliativos imprescindibles en tiempos de la Covid-19, donde tanta gente ha muerto y donde el duelo ha faltado en muchas de éllas. En los días de luto proponemos 10 claves para trabajar el duelo y 10 estrategias para hacerlo visible. Cada día 1 estrategia para un duelo saludable aportando la experiencia de cuidados paliativos #DueloVisible #PaliativosImprescindibles.

1. No descuides tu salud, cuídate físicamente. La pena puede hacer no seguir las rutinas y restarles importancia.
2. Exprésate. Busca tu propia manera de expresar tu dolor y date permiso para vivir tu duelo. La muerte de una persona querida puede generar diversas emociones: tristeza, ira, ansiedad, frustración, impotencia, soledad, miedo, culpa, también tranquilidad o incluso alivio.
3. Manten los vínculos. Hay otras personas que comparten tu duelo y tu pérdida. Busca el contacto físico o virtual con ellas a través del teléfono, ordenador, etc. 
4. Comparte recuerdos positivos sobre la persona que se ha ido. Si no puede ser físicamente,a través de un grupo de WhatsAp o red social. Cuenta anécdotas, envía sus canciones favoritas o fotos, comparte lo que aportó a tu vida
5. Despídete: Haz una despedida, puede que tenga que ser virtual, pero despídete siempre.
Planea un homenaje social y compartido.
6. Date permiso para sentir, incluso rabia o culpa 
7. Encuentra tus fuentes de RESILIENCIA: capacidad para afrontar la adversidad y salir con➕fortaleza y sabiduría
8. Confía en tus capacidades
9. Pide ayuda
Y Sigue Viviendo: Cada persona encuentra la manera de vivir con sus pérdidas. La persona que hemos perdido querría que disfrutásemos de los momentos de felicidad.

Y en ese contexto quiero recordar la lección de Ángel López cuando contó las que nos dan personas mayores que quieren morir en casa: Acabo de venir de ver a un paciente mío que pidió hace dos noches el alta voluntaria del hospital porque quiere morirse mejor en su casa y en su pueblo, tiene 97 años y una lucidez asombrosa. Me ha dado una lección de cátedra de por qué hoy no debo ponerle un fármaco. Y también al lección de Jordi Évole y Pau Donés con el documental Eso que tú me das y decía @jordievole: 20 días antes de morir, me llamó Pau Donés: “Me quedan muy poquitos días de vida y quiero pasarlos en mi casa de la Vall d' Aran. Me gustaría que subieses y pudiésemos grabar una charla”. Que bonito!

E igual de bonito es el decálogo que nos deja @chuchencio para cerrar este artículo, su decálogo deshumanizador:

1.- No presentarse. 
2.- No mirar a los ojos a la persona.
3.- Comunicarse con lenguaje incomprensible. 
4.- Llamar al paciente por el número de habitación que ocupa. 
5.- En la toma de decisiones, el paciente no tiene la palabra. 
6.- Es una desgracia olvidar a sonreír. M
7.- Piel con piel... ¿y eso qué es lo que es? 
8.- Nos olvidamos de respetar su dignidad (opiniones...). 
9.- Hola, adiós, perdón, gracias... palabras en el olvido.
10.- ¿Para qué respetar ese bien tan preciado como es la intimidad? 

Y nos recordaba: No entiendo el cuidado si no es humanizado, tenemos que aprender a crear contextos más agradables y dar un papel más activo a pacientes y familias; priorizando la comunicación.m (verbal y no verbal) como intervención terapéutica con un incalculable valor. Gracias Chuchi.

Hagamos una atención humanizada y un duelo reparador.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído