ejt_034.png
ejt_034.png

Ni mi jardín ni nuestro país están hechos para tanto odio.

Ayer por la mañana, al entrar en el jardín después de sacar a pasear al perro, había un gato parado en medio del camino de entrada. Al principio todos nos hemos quedado paralizados por la sorpresa. Unos segundos después, mi perro se ha abalanzado hacia él, rugiendo.

Después de muchos forcejeos, el gato ha escapado aterrorizado y en su huida ha destrozado varias plantas y macetas.

Mientras recogía los restos de la reciente batalla, me he acordado del spot electoral del PP “entre perros y gatos”, y he pensado que ni mi jardín ni nuestro país están hechos para tanto odio.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído