Siempre nos quedará Trebujena

La izquierda no puede seguir así, presa de los caprichitos y egos de lidercillos y lidercillas: "Soy más de izquierdas que tú", "pero yo soy como más andalucista"...

JOSE PETTENGHI ARTICULO

Biólogo y profesor.

Publicidad de Moreno en Trebujena, uno de los pocos municipios que ha ganado la izquierda.
Publicidad de Moreno en Trebujena, uno de los pocos municipios que ha ganado la izquierda. MANU GARCÍA

Las elecciones andaluzas han sido un gancho de derechas que nos arrojó a la lona. Ya en pie, hago mis reflexiones. Una, que al desaparecer Ciudadanos ha engordado el PP, lo que me demuestra algo que sospechaba: Ciudadanos era el PP.

Segunda, que la estrategia mediática, brutal y expansiva, de la derecha eterna española ha funcionado, convenciendo a los ratones que deben votar al gato. Aquí en Cádiz, en los barrios más decaídos -La Viña, Loreto o Santa María- la gente votó a la derecha. Un comportamiento electoral similar al del madrileño barrio de Salamanca, pero sin sus áticos de lujo, sus cochazos a la puerta y sus ropas de marca cara, sino con terceros sin ascensor y parados en las esquinas.

El marketing rozó la perfección, la prensa local beatificó a Juanma como el nuevo héroe del pueblo, machacando día tras día, hasta conseguir que la gente aserrara la rama sobre la que se sienta.

Y que olvidara mucho, que olvidara que el PP ha sido condenado -tres veces- por la Audiencia Nacional como organización para delinquir, y que tiene cerca de 400 cargos en la cárcel.

El marketing consiguió que la gente se quedara con la cara afable de Juanma, pero sin relacionarlo con ese partido, ni con Rajoy, ni con Ayuso, ni con Bárcenas… Y sin recordar que Vox sostuvo su gobierno durante los últimos cuatro años.

Así que cuando les den cita médica en un centro público para dentro de seis meses, cuando a su hija no le den una beca a causa de los recortes, cuando a su hijo le sigan pagando una mierda en la hostelería echando más horas que un reloj, cuando siga sin hacerse el hospital, cuando Valcárcel se caiga a pedazos y el tranvía a Chiclana siga sin circular, ¿recordarán qué papeleta metieron en la urna el 19 de junio?

Pero si eso les gusta, ¿quién soy yo para quitarles la ilusión?

Y tercera, no menos importante, la izquierda no puede seguir así, presa de los caprichitos y egos de lidercillos y lidercillas: “Soy más de izquierdas que tú”, “pero yo soy como más andalucista”… haciendo realidad aquello del Frente Popular de Judea y el Frente Judaico Popular.

Y al fondo, una luz: Trebujena. Siempre nos quedará Trebujena.

 



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído