micaela-navarro.jpg
micaela-navarro.jpg

El comité federal del PSOE del pasado domingo, con el triunfo de la opción de la abstención, parece haber desbloqueado la investidura de Mariano Rajoy y abierto, de forma efectiva, la legislatura. La decisión del comité, que se trasladará al grupo parlamentario del Congreso de los Diputados como un mandato imperativo que compromete a todo el grupo, plantea, no obstante, una serie de problemas difíciles de resolver. Abordaremos hoy el debate entre la democracia representativa y la participativa que se ha suscitado durante estos días, y dejaremos para la semana próxima el de la fractura interna del partido.

Una de las cuestiones que los partidarios del no habían planteado con insistencia era, dada la trascendencia de la decisión, la realización de una consulta a las bases. A este respecto, ha sido significativo como distintos partidarios de la abstención han defendido la democracia representativa interna para eludir la posibilidad de realizar dicha consulta. Por ejemplo, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ex-presidente de la Junta de Extremadura, ha declarado que consultar a las bases y hacer “que voten los militantes va en contra de la esencia de la socialdemocracia”. Otro ejemplo de este tipo de declaraciones fueron las palabras pronunciadas por Micaela Navarro, ex-presidenta del PSOE (una de las diecisiete dimisiones con las que se quiso disolver la comisión ejecutiva de Pedro Sánchez), sobre si esa decisión debía abrirse a las bases. En esta ocasión, argumentaba que hay veces que, quien tiene esa responsabilidad, “a lo mejor" tiene una información "más completa" de las circunstancias que la militancia. Dicho de otra manera, la militancia puede estar en la ignorancia, por lo que no se la debería consultar, a riesgo de que se equivocara en su decisión. Esto recuerdo el famoso lema “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Nos encontramos ante la vuelta del despotismo ilustrado.

Ciertamente, el PSOE, al igual que la mayoría de los partidos en España, y que nuestro propio sistema democrático, se basa en la democracia representativa. En este caso, son los miembros del comité federal quienes representan a la militancia. Y aunque la teoría sobre la representación política dice que representante y representado deben actuar de forma independiente, también dice que el representante debe ser sensible a la opinión de sus representados y actuar con discreción y discernimiento, por lo que la consulta a la militancia no es incompatible con la democracia representativa. El cambio de postura del partido contraviene, además, la estrategia electoral de oponerse a Rajoy con la que se presentó a las últimas elecciones y que contó con un respaldo de más de cinco millones de votantes. Creo que son argumentos suficientes para que se hubiera planteado dicha consulta, pero, en todo caso, hay un debate de fondo que pienso se debería de tener en cuenta.

No se puede soslayar el hecho de que el mundo cambia cada vez de forma más acelerada. El debate sobre democracia representativa versus democracia participativa, no puede ignorar los hechos que han ido marcando estos últimos años desde la caída del muro de Berlín. Las revoluciones democráticas que pusieron fin al comunismo en Europa pusieron de manifiesto el protagonismo de la sociedad civil, y desde entonces, potenciada por el desarrollo de Internet y las redes sociales, se ha incrementado notablemente la demanda de participación y transparencia en la vida política. En ese sentido, no se puede seguir viviendo en el pasado, con métodos propios del mundo anterior al fin de la guerra fría, ignorando el cambio que se está produciendo en nuestras sociedades, como puso de manifiesto el movimiento del 15-M.

Afrontar los retos de la sociedad y el mundo de hoy no es tarea sencilla para ninguna organización política democrática. Hacerlo de espaldas a las personas a las que se pretende representar, conduce irremediablemente al desastre.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído