El Poltergeist arcense

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

Unos dirán que estos sucesos son causados por espíritus venidos del ‘más allá’, otros lo achacarán directamente al fraude o a las causas naturales, como campos electromagnéticos, electricidad estática y otras muchas hipótesis racionales.

Si unimos las palabras poltern (hacer ruido), y Geist (fantasma) obtenemos Poltergeist. Este término es utilizado comúnmente para denominar cualquier suceso de corte paranormal y que aparentemente no se puede explicar, como por ejemplo, extraños sonidos, objetos que se mueven solos, voces insólitas, etc. Al parecer, según los expertos, suelen darse cuando en la casa se han producido hechos luctuosos en el pasado. También, el supuesto Poltergeist, es más intenso y muestra más agresividad cuando hay niños entre los habitantes de la casa.

Unos dirán que estos sucesos son causados por espíritus venidos del ‘más allá’, otros lo achacarán directamente al fraude o a las causas naturales, como campos electromagnéticos, electricidad estática y otras muchas hipótesis racionales.

Documentándome para escribir sobre este tema tan discutible, me encontré con varios reportajes que hablan sobre un Poltergeist en Arcos de la Frontera, allá por los años 2004-2005, en el seno de una familia muy humilde. Hace unos días me puse en contacto con ellos para que me hablasen de aquellos extraños acontecimientos, buscaba información de primera mano, pero declinaron mi invitación, pues no querían volver a recordar unos hechos que les han marcado de por vida. Después de tantos años, no desean remover todas aquellas sensaciones, y yo, ciertamente, les comprendo. Eso de que no quieran hablar, les da, a mí opinión, más veracidad que nunca. Aunque es difícil, estas personas pretenden olvidar la pesadilla por la que tuvieron que pasar, y es que, quién no quisiera olvidar algo así.

He hecho un esfuerzo por empatizar y quiero creerles, además, les doy todo mi apoyo desde aquí. No tuvo que ser fácil vivir aquel fenómeno, el cual, supuestamente, también sufrieron algunos vecinos de casas colindantes, aunque éstos prefirieron guardar un prudencial silencio al respecto.

Yo siempre me he considerado muy escéptico cuando se trata de estos asuntos, siempre he intentado ser racional y consecuente, pero no puedo negar que las energías están ahí (también está la sugestión). Quién sabe lo que puede suceder en determinadas situaciones. En las indagaciones que investigadores como José M. García Bautista llevaron a cabo en esa casa, allá por enero de 2005, señalan que en algunas habitaciones había serias anomalías de temperatura, una intensa humedad del 100% que puede originar sensaciones de golpes súbitos de aire, infrasonidos y una cueva que, al parecer, se encuentra debajo de la casa. Todas estas circunstancias podrían haber sido el desencadenante de esta historia.

Hace unos días, me acerqué a ‘la casa del Poltergeist’, y comprobé que vive allí una familia. No pude hablar con ninguno de ellos porque no se encontraban en la vivienda, pero sí conversé con una vecina que me dijo que, según le han comentado los nuevos inquilinos, no se habían vuelto a vivir episodios extraños. Por si acaso, en la fachada, sobre la puerta, han colocado un azulejo de un tamaño considerable con la imagen del Corazón de Jesús.

En fin, después de tantos años, creo que había que rescatar, aunque sea brevemente, esta curiosa historia, pues no todos los días pasan estas ‘cosas’… ¿o sí?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído