La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen reciente.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen reciente.

Que los gays no deban reivindicar y que sólo lo tengan que hacer por los mismos motivos que los heteros es una maldad. Una maldad que Ayuso ha perpetrado en un discurso. La condición sexual, cómo amas y sientes no te excluye de reivindicar los mismos derechos que nos atañen a todos. En esta falacia donde pican los tontos, donde se obvia deliberadamente que todavía se asesinan, humillan, menosprecian, agreden y se excluye a la gente por su forma de amar, Ayuso, intenta que su lucha quede equiparada con quienes no tienen ningún motivo por reivindicar salvo por los estándares habituales: la lucha por un convenio colectivo, el derecho a la integración de las personas con discapacidad, la sanidad pública y una justicia barata y rápida, por poner varios ejemplos.

Agrupar y silenciar su motivo de lucha es maldad, falta de empatía y silenciar la infamia. Es como si dijéramos que los problemas de racismo y su lucha no están legitimados porque tienen que silenciarse y sólo entregar su esfuerzo en lo que nos ocupa a la generalidad de lo que esta sociedad considera como normal. Pero esta sociedad no considera normal a los gitanos, maricones, lesbianas, negros, moros, pobres, autistas, tartamudos, cojos, sordos, gordos... La lista podría ser inmensa pero no es cuestión de cansaros.

No prives a ningún colectivo vilipendiado y humillado por la sociedad a lo largo de la historia hasta que en el último confín del mundo todos y cada uno de ellos sea feliz. Como tú. Tan sólo como tú, si de verdad lo eres.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído