Las puertas de un centro de salud, en una imagen reciente.
Las puertas de un centro de salud, en una imagen reciente. Candela Núñez

Una cita con el médico de cabecera tarda en el centro de salud de La Granja (barriada masificada y obrera) 14 días. 

Tienes tres opciones:

Hacerte un seguro privado.

Esperar.

Entrar por Urgencias.

La primera, no te cubrirá una mierda y es la trampa para que en vez de catorce días sean cien, si el usuario, ante la situación, decide pagarlo masivamente. Ah, si tienes un Cáncer ( siento ser tan duro) te darán por el culo y regresaras al SAS rápidamente. No te cubrirá tu minopoliza de tieso.

La segunda, podrás o no podrás permitírtelo, dependiendo de las características de la patología o dolencia. Esperar es un lujo.

La tercera satura, las Urgencias, y los verdaderos problemas se atenderán allí peor, por no decir que estarás allí una eternidad. 

Existe una cuarta que es llenar masivamente las plazas, paralizar Andalucía, dejar de votar a la derecha porque no creen que el Estado deba ser el centinela de lo público, lo que hacen es facilitar que esos seguros privados prosperen: ellos son los dueños de esas clínicas privadas. Compara el Pascual del El Puerto de Santa María con el Virgen del Mar, compará. O si eres de derechas, vete allí y haznos un favor al resto.

Ahora puedes analizar este tema desde tu postura patriótica, con esos comentarios sobre pagas a flojos, economía liberal que hacen que la morralla no prospere en el ascensor social porque no les da la gana, quizás estando instalado en una planta baja, ínfima y de mierda, sin tener ni para una puta bombona de Butano, a veces.

O, y concluyó, sigue repitiendo ese absurdo e inútil discurso que dice que todos los políticos son exactamente iguales.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído