Una fotografía de la manifestación 'Fridays for Future'.
Una fotografía de la manifestación 'Fridays for Future'.

Movilización sin politización es una cosa imposible. Que nadie te diga que existen dioses inamovibles, predestinados e inalterables que no pueden ser cuestionados.

No tienes el poder de entrar en Wall Street para decirle a un tiburón de las finanzas que pare la privatización del agua para especular con ella o interceptar las ideas de un banco que quiere hacer su agosto colonizando oriente medio. Pero detrás de todos los cambios están las personas, sus colectivos y ellas habitan en sus ciudades.

Cuando se apuesta por el carril bici no destruiremos la contaminación en un día. Cuando una mujer le echa ovarios dando la cara en frente de su tirano no cambiará, en dos minutos, el patriarcado. Por eso no te agobies, pero tampoco caigas en la penuria de creer que todo, irremediablemente, está controlado por “los que mandan” desde el principio de los tiempos y que nada tiene remedio.

Esa brecha mental está creada por ellos como un cortafuegos en tu cabeza. Pero existen personas e ideologías que quieren regular el libre mercado. Un libre mercado que no le interesa aranceles ni censuras a su modus operandi. Por eso equiparan la regulación de la POLÍTICA que quiere controlarlos a sentimientos de RADICALIDAD y de IMPOSIBILIDAD. Como tirar piedras al Mar. Te hacen verte como una molécula frente a un todo poderoso.

No puedes parar un vertido en Doñana solo pero si votar al partido que tendrá más herramientas que tú para hacerlo. O votar al que directamente no pondrá impedimento.

La concentración por el clima en Madrid.

Nuestros hijos e hijas están encabezado un movimiento a nivel mundial en contra de la destrucción del planeta. Pues prepárate para ver como desde la derecha tildan a estas protestas de estar politizadas.

Pues claro que están politizadas, pero está palabra debes de tratarla con respeto y llevarla como bandera. Lo contrario al debate, la pluralidad y el control de nuestros recursos se llama dictadura de los de siempre. Que han sido apoyados por los de siempre.

Aporta desde tus posibilidades. Destruye esa barrera mental y siembra ese cortafuegos que te niega el acceso a los que deciden tu vida por ti. Torres más altas cayeron y caerán. Es cuestión de supervivencia, la cuestión que politiza más al ser humano. No seas la oveja que vota al lobo. Tienes poder. Tu voto tiene poder. Tu grito y tu presencia tiene poder. Dando reconocimiento al que sabe, por su entrega y su cultura, pero sin dejar de creer en ti. Sin osadía pero con la cabeza alta y con dignidad. De manera horizontal y desde las ciudades cambiaremos el mundo.

Y tú eres importante.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído