Violentos en las calles de Barcelona, en una imagen de Twitter.
Violentos en las calles de Barcelona, en una imagen de Twitter.

He discutido mil veces con españolistas sobre el derecho de los catalanes a su cultura y a su lengua. Soy del Barcą, porque recita el fútbol y es más que un club. Y me siento internacionalista y ciudadano de un planeta en el que los que sufren (de verdad) son amplia mayoría.

Si el incendio de las calles de Barcelona fuera la reivindicación de un pueblo oprimido, la movilización de gente que reclama Techo y comida (parafraseando a Juan Miguel Del Castillo Moreno) yo me sentiría solidario. Pero no es el caso

El independentismo se nutre hoy mayoritariamente de esa “burguesía oprimida”, con su patrone Pujol y su banda Pujol-Ferrusola, al frente. En el fondo el problema es que esa burguesía abomina de que su territorio rico conviva con territorios más pobres.

Y luego usan el descontento de jóvenes sin futuro, algunos antisistema (que se movilizarían por cualquier otra causa) y muchos cafres para liarla en la calle. Dicho esto, también hay una parte importante de independentistas respetables. Pero esos nunca serán mayoría.

Que triste lo que estamos viendo y que falso relato de un pueblo “oprimido". Siéntense y dialoguen. Respetemos el democrático derecho de cada cual a pensar como quiera sin pisotear los derechos del otro

A mi tampoco me gusta esta ESPAÑA que condena a Junqueras y compañía y deja que el torturador Billy el niño ande suelto por la calle.

Señor Torra, deje de comportarse como un hooligan y haga política que para eso le pagan 140.000 euros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído