Una escena del tráiler de 'El verano que vivimos', con Javier Rey a la derecha.
Una escena del tráiler de 'El verano que vivimos', con Javier Rey a la derecha.

El verano de 2019 quedará en el currículum cinematográfico de Jerez como el más intenso y rentable de su historia. Y en el mío como uno de los más apasionantes y divertidos. Difícilmente llegará otra producción en la que el personaje principal de la película sea la propia cuidad, como sucedió con el rodaje de El verano que vivimos, la película de Carlos Sedes (Fariña y Las chicas del cable) sobre una historia y guion de Ramón Campos y con la producción de Bambú, Warner, Atresmedia y La Claqueta.

Quien nos iba a decir, cuando el equipo de rodaje resistía entre viñedos los rigores de agosto o recreaba a las dos de la mañana en la Alameda Vieja una Feria de los años 50, que vendrían tiempos tan extraños como los que vivimos ahora. Tiempos que deslucirán, en parte, el lanzamiento de El Verano que vivimos por los protocolos del covid, lo que restringirá también los aforos en salas comerciales.

Sin embargo, la película tendrá una gran promoción, y con ella Jerez, y es una de las citas en la presente edición del Festival de San Sebastián, donde se exhibirá con carácter benéfico en el Teatro Victoria Eugenia, con la mitad del aforo reservado a quienes están luchando en primera línea contra la pandemia de Covid-19.

A esa cita no faltará la pareja protagonistas de El Verano que vivimos, Blanca Suárez y Javier Rey, tan presentes en el panorama actual del cine español y famosos por su gran trayectoria cinematográfica y, además, porque como reseña la prensa del corazón, esta película fue el escenario de su enamoramiento. Amor en la ficción y en la realidad.

https://www.youtube.com/watch?v=dU6rWejqKyU&ab_channel=AlejandroSanz

Y en el palco de honor del Victoria Eugenia tampoco faltarán Pablo Molinero, Carlos Cuevas, Guiomar Puerta y María Pedraza, que completan el reparto principal de la película, junto a Alejandro Sanz autor e intérprete del tema principal.

En la intrahistoria de El verano que vivimos hay que contar que desde septiembre de 2018 se vino haciendo un trabajo muy discreto desde el Ayuntamiento para conseguir traer la producción a Jerez. Quizá si la Alcaldesa Mamen Sánchez no hubiera tomado la sabía decisión de recuperar Jerez Film Office hoy no estaríamos hablando de esta oportunidad de promoción para Jerez, y la película se hubiese hecho con el Albariño, el Rivera del Duero o el Cava como protagonista. Pero fue Jerez, el jerez, las localizaciones de nuestras plazas, calles y Casas palacio, y los atardeceres sobre el mar de cepas otoñales de nuestros pagos, quienes enamoraron definitivamente a Ramón Campos y a Teresa Fdez Valdés (Bambú), a Mercedes Gamero (Atresmedia) y a Pablo Nogueroles (Warner).

En la primera zambomba de un conocido local del barrio de San Mateo, en otoño de 2018 y con “en nochebuena vente pa’ Jerez” de fondo, fue cuando Ramon Campos, muy emocionado por lo vivido en su visita a la ciudad, me dijo al oído “Pedro dile a la alcaldesa que el verano que viene rodamos e Jerez”.

El resto de la historia es conocida. Casi tres meses de rodaje, más de mil figurantes, empresas locales contratadas y más de un millón de euros de inversión directa en Jerez.

Y un equipo de lujo de las distintas áreas municipales para hacer fácil el trabajo del equipo de producción en el mismísimo corazón de la ciudad.

Pero lo mejor viene ahora, cuando este spot de lujo de 120 minutos, con Jerez de protagonista, comience a exhibirse en salas, en Atresmedia y, posteriormente, en plataformas. Y, ojalá, con premier en nuestra ciudad antes de que el 6 de noviembre llegue a los cines.

Parece claro que en la necesaria reconsideración del modelo de ciudad, ya viejuno y agotado, y ahora aún más herido por la pandemia, Jerez debe apostar por la Industria cultural y, en ese marco, por incentivar las producciones cinematográficas. Y no solo eso, sino que debe rentabilizar el potencial del cine como generador de empleo para jerezanos y jerezanas que tenga la formación adecuada. Así las productoras no tendrían que desplazar a atrecistas, eléctricos, sonidistas u operadores de cámaras hasta aquí desde Madrid, Barcelona o Sevilla.

Jerez Film Office es la herramienta a potenciar por los regidores locales para que Jerez se consolide como un gran plató de cine para futuras producciones. La coyuntura actual ha empañado, en parte, un camino abierto con esta producción de Bambú, antes con The Crown y más recientemente con La Templanza. Pero el futuro post pandemia tiene que ser halagüeño, cuando todo vuelva a fluir sin protocolos de seguridad.

Este domingo 20 de septiembre, San Sebastián y su festival de Cine olerán a uva palomino y albariza a jerez y a Jerez. ¡Qué gran oportunidad para el Ayuntamiento de rentabilizar una película cuyos impagables efectos en términos de promoción hay que agradecer particularmente a Ramón Campos y a Teresa Fernández Valdés y a su gran equipo de Bambú. A ellos les doy las gracias por haberme invitado a vivir un verano de bellas emociones que nunca olvidaré.

(Gracias especiales a Victor Fandiño, Diego Polo y Patricio Ruiz)

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído