Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-las-1.27.33-1024x813
Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-las-1.27.33-1024x813

EDITORIAL

Pelayo interviene en la convención nacional del PP celebrada este fin de semana.

María José García-Pelayo ha estado este fin de semana con el núcleo duro del PP de Jerez en la convención nacional de los populares en Madrid. No ha hablado de economía y empleo, pese a que algunos miembros de su partido en la provincia decían recientemente que es una alcaldesa ejemplar en estas lides. Ha participado, en cambio, en la mesa de trabajo de Sanidad y Asuntos Sociales. No debe ser casualidad, al tratarse de la primera edil de una ciudad con unas 60.000 personas (más de 13.000 menores) en riesgo de exclusión social o directamente malviviendo en la pobreza. Jerez, la quinta ciudad de Andalucía, con una de las mayores tasas de paro y precariedad de la zona euro, esa que se tambalea borracha de Syriza. Mientras Grecia vive un verdaderamente histórico vuelco electoral, que supone un mazazo en la mandíbula de la troika, Susana Díaz pegaba un telefonazo este domingo noche a Antonio Maíllo para comunicarle la ruptura del acuerdo de gobierno entre PSOE e IU en Andalucía y, por consiguiente, la convocatoria, este próximo martes, de elecciones anticipadas en Andalucía. Serán el 22 de marzo, casi dos meses antes de las municipales. Y serán, sin duda, un gran test de estrés para medir la fiabilidad de los socialistas en la comunidad autonómica; para ver si IU se mantiene o cae con estrépito; si el semidesconocido Moreno Bonilla (las encuestas le castigan con saña) empieza a estrellarse siguiendo la estela de Javier Arenas en el PP; y si Podemos también es capaz de entrar como elefante en cacharrería en el feudo rojo socialdemócrata por excelencia del Sur de Europa.
Saldaña y Pelayo jalonan a Ángel Nieto, el pasado viernes, en la inauguración del paso de la fama del motor en la Avenida.

Este primero deja a las municipales en Jerez como un segundo plato contundente cuya ingesta va a depender en buena parte de la evolución electoral del domingo de Pasión. No es baladí, si nos atenemos a lo que los sociólogos llaman recuerdo de voto y a la influencia directa que la concreción de un giro político podría tener en el electorado. De acuerdo que en los comicios locales hay siempre una tendencia importante a votar al candidato por encima de la 'marca' electoral; de acuerdo que es fácil que Pelayo esté en estos momentos en algunas mejores condiciones (con permiso de la Gürtel) que la desfigurada 'marca' que representa su partido; pero es evidente que un severo castigo para el PP en Andalucía supondría un contratiempo aciago en forma de pésima publicidad para las aspiraciones de la propia Pelayo; y una victoria, aunque fuese pírrica, reforzaría la autoestima del PSOE ante el 24 de mayo. Es probable, así las cosas, que  la aspirante a la reválida popular vea en este adelanto un serio desajuste en su estrategia hasta las municipales. El cambio de tendencia, la influencia del poder mediático, la irrupción de la maquinaria socialista en la ciudad, algún que otro escándalo... Todo podría derrumbarse. Aún más. Mientras exige un día sí y otro también a delegaciones como Urbanismo un puñado de obras que llevarse a la boca, mientras exprime y exhibe su fotogenia aun a riesgo de la siempre perniciosa sobreexposición, Pelayo debería ser consciente (si no lo es ya) de que el resultado de las autonómicas, y condicionantes electorales como la prohibición de inauguraciones, van a marcar la tendencia del electorado indeciso, que es casi seguro que sea legión ante el nuevo escenario electoral y al que precisamente la mayoría de su populista acción política se dirige en los últimos meses. El primer test tuvo lugar con las pasadas elecciones europeas y fue entonces cuando volvió a ganarlas en Jerez el PSOE -detuvo la caída libre tras el pilarismo- y cuando Pelayo tuvo que recurrir al socorrido discurso de "no son resultados extrapolables". En estos casos también siempre se puede hacer uso del tópico 'la mejor encuesta es la del día de las elecciones'.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído