Una imagen de Dusty Wheel.
Una imagen de Dusty Wheel.

En el confinamiento pasamos por muchas emociones e incertidumbres. Pero también por momentos creativos. Gracias a esta capacidad nació musicalmente la banda de rock jerezana Dusty Wheel. Su debut fue en el pasado Festival Extramuros de Jerez, y ahora están grabando su primer álbum con ritmos atrevidos y vibrantes. 

Son jóvenes muy preparados, que han sabido aprovechar las referencias que les han llegado de sus admirados Deep Purple, Iron Malden, AC&DC o Led Zeppelin, entre otros grandes del rock. Actualmente están grabando su primer álbum para dar el salto y hacerse un hueco en el panorama nacional. De hecho, su gira será por España para el año que viene, y ya tenemos ganas de escucharlos y ver sobre el escenario al vocalista Jesús Carrillo; a la guitarra de Adriano Sánchez; al bajo, Carlos Martín; y a la batería, Antonio Juan Chapi Roldán.

Todo esto salió después de pasar por varios grupos de versiones, según me confiesa Adriano, el guitarrista “que nada nos aportaban, y poco a poco fuimos conociendo a gente comprometida” con su misma filosofía de vida y línea musical. "No nos gustaba lo que tocábamos y entre todos decidimos formar un grupo juntos y encaminarnos por nuestra cuenta”. Así surgió Dusty Wheel.

Le pregunto a Adriano cómo ven la cultura musical de Jerez. "En Jerez y en Andalucía en general se mueve mucho el flamenco, pero el rock no está muy cotizado y debería promoverse tanto aquí como en el resto del país". ¿Qué proyectos tenéis? "Componer más canciones, grabar el álbum y hacer conciertos".

El día 21 de este mes de septiembre entrarán en el estudio y comenzarán a trabajar con David WK Studios Jerez. Y dependiendo de la pandemia, la idea del grupo es actuar en Jerez antes de que acabe el año. Y para el 2021 llevar la gira por España además de nuevos proyectos con Faro Producciones. Con la ayuda de Paco Barroso y el equipo que forman Dusty Wheel, estamos seguros de que les llegarán cosas buenas y exitosas.

Durante, la dureza del confinamiento supongo que hubo tiempo para la creatividad. Y responde Adriano: "Sí, aunque fue muy duro para todos, nosotros aprovechamos para pensar, meditar y no hacer las cosas a la ligera".

Y así poco a poco llegó el momento soñado de grabar el álbum. Después vendrán las giras y a buen seguro que no olvidarán sus comienzos, cuando ensayaban en una nave. Me va contando Adriano, mientras va tocando su guitarra, que aquello “era un taller furgoneta donde olía a neumáticos y estábamos rodeados de polvo”. 

Adriano, deja la guitarra y coge el micro para dirigirte al público que está en tu concierto-entrevista: "Que lo disfruten tanto como disfrutamos nosotros 

Suerte para la banda de rock jerezana Dusty Wheel.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído