Drag Sethlas

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

imagen-sin-titulo.jpg
imagen-sin-titulo.jpg

Cómo será la cosa que Televisión Española -la de todos y todas- ha eliminado de su página web la gala, al parecer, por las quejas de la Iglesia.

El Reino de España es muy dado a censurar, e incluso a juzgar y condenar, a ciertas personas que con su arte sacan los pies del plato de lo políticamente correcto. Los casos más mediáticos han sido, en estos últimos meses, los de César Strawberry, cantante del grupo Def con Dos, condenado por el tribunal supremo a un año de cárcel, y el rapero Valtonyc, que ha sido condenado a tres años y medio de prisión por el contenido de las letras de sus canciones. Ejemplo hay muchos más.

Hace tan sólo unos días, la Asociación de Abogados Cristianos aseguraba que iba a presentar una denuncia por considerar que la actuación de Drag Sethlas podía tipificarse como un delito de ofensa a la religión. No sé si sabrán ustedes que Drag Sethlas, el flamante ganador de la gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, apareció en el escenario disfrazado de Virgen María y más tarde de Cristo crucificado.

La fiscalía ha confirmado que está analizando el contenido de esa actuación, la cual ya ha sido calificada como ofensiva e incluso blasfema por el obispo de Canarias. Cómo será la cosa que Televisión Española -la de todos y todas- ha eliminado de su página web la gala, al parecer, por las quejas de la Iglesia.

No hace mucho escribí un artículo de opinión sobre la censura que le estaban intentando hacer a una comparsa de mujeres por criticar abierta y duramente a la presidenta del gobierno andaluz, en él decía -y permítanme que me cite a mí mismo- que ‘el Carnaval o es libre o no es Carnaval’. Cualquiera que siga las galas Drag Queen del Carnaval de Las Palmas sabrá que los espectaculares disfraces, han tocado centenares de temáticas, y que en la provocación y en la parodia está la gracia del verdadero carnaval.

Las críticas y las provocaciones, cuando se hacen en el contexto de una fiesta como ésta, hay que tomárselas con deportividad y humor, aunque parece que de estas dos cosas andan faltos algunos curas y feligreses. Conozco yo a un par de sacerdotes, los cuales, estoy seguro que se habrán reído con toda esta polémica, porque ellos, como otros muchos -me consta-, están a pie de tajo, en otras cosas, cosas mucho más importantes, como, por ejemplo, ayudar a los que lo necesitan, que tal y como está el país, no son pocos. En cuanto a la Asociación de Abogados Cristianos, espero que sean igual de diligentes denunciando los casos, llamémosles… ‘turbios’, de la Santa Iglesia Católica. Seguro que sí.

En fin, esta es mi humilde opinión, con la cual, puede que no estén de acuerdo muchos de ustedes, pero en eso también está la gracia, ¿no creen…? 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído