Un guante, tirado en las inmediaciones del Hospital de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Un guante, tirado en las inmediaciones del Hospital de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

Al cumplirse dos semanas de la declaración del estado de alarma algunos hechos están claros y debemos de incluirlos en el banco de datos que la memoria colectiva tendrá que almacenar para cuando haya pasado la pandemia.

1. Los recortes y privatizaciones en los servicios públicos de salud e investigación han deteriorado gravemente nuestra capacidad de respuesta ante la pandemia.

2. El paro, la precariedad laboral y los índices de pobreza hacen imprescindible e inmediata la aprobación de un renta básica, se le llame como se le llame (esto lo ve hasta Luis de Gindos).

3. La estrategia coreana de abordaje de la pandemia es tecnológicamente inviable ahora en España. Si lo hacemos bien podrá ser viable en un inmediato futuro y ante otras emergencias sanitarias.

4. La estrategia de supresión de China es la única viable en estos momentos para España pero de forma mucho mas atenuada por razones demográficas obvias y dadas la asimetría geográfica de la pandemia (en China una sola provincia aquí todo el territorio).

5. España es el primer Estado de la OCDE, no ya de la UE, en tomar las decisiones mas duras para abordar la estrategia de supresión de la pandemia.

6. Nuestra red digital está soportando razonablemente bien toda la bque esta emergencia sanitaria ha causado.

7. La alarma sanitaria con la pandemia de gripe A en el año 2009 estuvo más que justificada. Los discursos conspiranoicos que vieron "manos negras" (la industria farmacéutica) en la declaración de la pandemia por parte de la OMS; han hecho mucho daño y han servido esta vez para relajar las condiciones de prevención y supresión.

8. La enloquecida globalización del transporte de personas y mercancías ha brindado una auténtica autopista de expansión al virus.

9. La ganadería y la agricultura intensivas y agro tóxicas han sido el ambiente ideal para al expansión de este tipo de virus, tal como ocurrió en el 2003, 2009, ahora en la actualidad.

10. El régimen agroalimentario global es extremadamente vulnerable amén de muy injusto y ecológicamente insostenible, pues ante cualquier turbulencia amenaza la seguridad y soberanía alimentaria de la ciudadanía.

11. Las bolsas de mercados de capitales son las brújulas locas del sistema económico mundial. La reacción egoísta y caótica ante la pandemia han evidenciado lo peligroso que es que este tipo de instituciones estén en el cuadro de mando de la economía mundial.

12. La complejidad inherente a la globalización digital e informativa, requiere de un manejo de instituciones públicas globales como ONU, OMS, FAO o Unesco que han sido gravemente deterioradas por el unilateralismo neoliberal y que habrá que reconstruir en un futuro muy inmediato. Si queremos evitar que la complejidad derive en una dinámica caótica necesitamos una nueva gobernanza global.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído