Diálogos de Alcaldía: Llamada del norte, muy al norte

Francisco Romero

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

papa-noel.jpg
papa-noel.jpg

-¡Maaamen… teléeefono, eees vieeerneees, yaaa saaabeees!

-¿Llamada con acento inglés o irlandés?

-No sé exactamente. El acento es extranjero, claro, pero a mí más que de un país cervecero me parece de uno de esos de bebidas más fuertes… un país de vodka o así.

-Te veo muy enterada, secretaria, ¿no serás dipsómana?

-Ay, qué palabras tan cultas sabes, Mamen, no me extraña que hayas llegado a alcaldesa de Jerez… Línea uno, ¡uno!

-Descarada… En fin… ¿Sí, dígame?

-Hola, Mamen, soy Santa Claus

-Vale, ya estamos todos.

-¿Qué? ¿Me dice a mí, señora alcaldesa?

-¿Y hoy quién es el bromista?

-No, soy yo, de verdad, Santa Claus, Papá Noel, San Nicolás, Yulupuki… como me quieras llamar.

-Prefiero Santa a secas, así, a lo neoyorkino, como te llaman en los telefilmes esos que echan las tardes navideñas y que ve todo el mundo sesteando la resaca en el sofá, esos en los que eres tú, pero no eres tú, quiero decir que van de uno que es pobre que se disfraza de ti, pero luego eres tú o apareces tú por ahí…

-Vale, vale, Mamen, ya, ya… sé perfectamente a qué tipo de películas te refieres. Yo también me las pongo para sestear las resacas navideñas…

-Bueno, pues tú dirás, Santa… Oye, de todas formas, conozco todos los nombres que has dicho menos ese de Yulupuki o como se diga…

-Es en finlandés.

-Buen vodka… lo está diciendo por ahí detrás mi secretaria.

-Sí, sí. Pero no me hables. La palabra Yulupuki… ha habido mucho cachondeo en España con el abuelito Yulupuki. ¿No te acuerdas de la serie de televisión de dibujos animados?

-Hummm… vagamente, Santa, vagamente.

-Sí, hubo una serie de dibujos animados; hace muchos años que la pasaron en España. Pero no me hables. Precisamente un periodista de tu pueblo… bueno, de Madrid, pero que lleva muchos años en Jerez, un tal Carlos Piedras, se traía un cachondeo monumental con el nombrecito. Él y su hermano Fernando… vaya par, nunca les dejé nada, por cierto… De todas formas en esa casa son un poco ‘sindiós’. ¿Conoces al tal Piedras?

-Sí, Santa, sí… en fin. ¿Y qué te decían los dos hermanos?

-Chuloputas.

-¿Cómo?

-Sí, sí, viendo la serie convirtieron abuelito Yulupuki en abuelito Chuloputas. Cambiaron la ‘y’ por la ‘ch’ y la ‘k’ por la ‘t’ y ya está… el entrañable abuelito Yulupuki, el Santa Claus finlandés, convertido de repente en el abuelito Chuluputi. Chuloputas sin decirlo, vaya. Y venga risas. Si ese par no salía el viernes por la tarde o salía más tarde solo para ver los dibujos y descojonarse a mi costa… “Venga, Fernando, que ya está el abuelito Chuluputi en la tele”, y ja,ja, ja… “No sé cómo va a salir de ésta el abuelito Chuluputi, Carlos” y venga, ja, ja,ja. Y se lo dijeron a los chicos de su barrio. Y todos los chavales “hoy hay Chuluputi”, “quedamos cuando acabe el Chuluputi”, en fin, un infierno. No sabes, Mamen, para mí ha sido durante años frustrante tener que ir a España a dejar regalos, frustrante…

-Me hago una idea, Santa, me hago una idea…

-Gracias por tu comprensión, Mamen.

-No, no, si me refiero al tal Carlos Piedras. Esto explica muchas cosas, Santa, muchas cosas. Oye, Santa, ¿y su madre no decía nada?

-No te creas, les miraba de reojo… pero ellos decían que era el abuelito Chuluputi y ya está, que se llamaba así, que ellos no tenían la culpa de que por ahí tuvieran esos nombres. La señora no las tenía todas consigo, claro, pero ese par de intrigantes…

-Gracias, Santa, gracias, te agradezco esta información. De todas formas tú llamarás para otra cosa, ¿no? Te advierto que estoy muy liada… que estoy aquí en Jerez gobernando con cinco concejales, bueno, cinco y yo, que saqué siete, pero una se me fue a Diputación, que allí, por seguir con la gracia, se vive de put…

-Vale, vale…Te comprendo perfectamente, Mamen, no digas palabrotas. Mira, yo estoy en una situación parecida a la tuya, tenía seis renos y se me ha ido uno… A ver cómo lo arreglo de aquí a dos meses…

-Ja, ja, ja, me encanta lo de los renos… No descarto empezar a usarlo en el Ayuntamiento de Jerez…

-Bueno, Mamen, que yo te llamaba porque me he enterado de que no vas a poner dos abetos para ahorrarte 22.000 euros en el presupuesto navideño…

-Ay, Santa, no te enfades, no he tenido más remedio que ahorrar en esto de la Navidad. Fíjate que para mis socios, por decir algo, de Ganemos e IU no es suficiente, que quieren que ahorre más y no sé qué dicen de unos artesanos que lo harían más barato…

-No, si a mí me da igual que ahorres o no en Navidad, yo te llamaba para cerciorarme de que esto es así, que no hay nada más en lo que vayas a ahorrar con ese dinero, es decir, que en España dos abetos… vale, dos abetos con abalorios, van a 22.000 euros, a 11.000 la unidad, en definitiva. Es lo que he leído en la prensa…

-Bueno, bueno, no es tan simple… el abeto tiene transporte, montaje, anclado, supervisión, luz, cierre, decoración, vigilancia…

-Vale, vale, lo dejamos a 9.000 el abeto, Mamen, 9.000 el abeto. El abeto navideño va a 9.000 euros en los ayuntamientos españoles…

-Es que los abetos…

-Oh, sí, deben ser un bien escaso…

-No sé… realmente nosotros somos más de pinos, en España, digo…

-Mira, Mamen, a 9.000 euros el abeto arraso Laponia, Mamen, como te lo digo, arraso Laponia, y hala, todo para España…

-No sé, Santa, ¿tú no eres ecologista o así? No sé, se supone…

-Tengo muchos gastos, Mamen, muchos gastos. Vosotros, los españoles, antes érais un mercado solo de los Reyes Magos… ¿y ahora qué? Que si el detallito de Navidad, que si la tontería de Papá Noel… Tengo muchos gastos, Mamen, ya te digo. Y a 9.000 o a 11.000 eurazos que pagáis el abeto los ayuntamientos en España, ya me dirás... Me da igual que tú no pongas este año, que además está por ver, que ya pondrás el próximo y el otro… y en España hay 8.000 municipios. Así que haz cuentas, Mamen, vaya pastizal. ¡Como los Monegros, dejo Laponia como los Monegros!

-No sé, Santa… qué Santa ni Santa, abuelito Chuluputi… ¡al final iban a tener razón esos hermanos Piedras…!  

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído