'La vuelta de la esperanza', artículo de Paco González Cabaña.
'La vuelta de la esperanza', artículo de Paco González Cabaña.

Semana grande en Madrid sin lugar a dudas, la Esperanza ha vuelto y lo ha hecho de la mano de la Televisión Española en su programa matinal La Hora de la 1. Y ha vuelto como se fue, disparando hasta al pianista, genio y figura hasta la sepultura la de esta señora que en su día fue capaz de emular a Fernando Alonso en la propia Gran Vía aún a costa de llevarse por delante a un agente de Movilidad del Ayuntamiento. Días de rosas y vino los que vivía en aquellos tiempos la señora condesa consorte de Bornos.

Pues sí, Esperanza ha vuelto como a ella le gusta, como un elefante en una cacharrería, para alabar el trabajo, o lo que sea, de la que en sus tiempos de Presidenta fue la encargada de las redes sociales de su fallecida perra Pecas y que ahora ejerce, a tontas y ciegas, la Presidencia de la Comunidad. Afirmó Aguirre, también conocida como la rana madre, que la actual heredera de su cargo es una crack y todo ello sin tan siquiera sonrojarse ni temblarle la voz, lo que adquiere perfiles de esperpento viniendo de quien fue incapaz de darse cuenta de cómo la corrupción florecía bajo sus mandatos y como prueba irrefutable la trayectoria vital de Ignacio González o Francisco Granados que por el momento son huéspedes ilustres del sistema penitenciario español donde por ahora disfrutan de parada y fonda.

Y es que da la impresión de que el Tea Party popular se ha echado al monte ante la debilidad de su líder nacional, el señor Casado, y el movimiento pendular de la Presidenta madrileña que amenaza con acabar con la paciencia de los líderes regionales del Partido Popular. Si a principios de semana fue el inmortal José María Aznar el que irrumpía en el debate político desde su rincón de pensar en FAES, días más tarde ha sido la señora condesa la que ha abandonado su casa palacio durante unas horas para enmendar la plana a Casado y salvar a su comunity manager canina, todo sea por la memoria de Pecas.

Proclama Aguirre su verdad revelada que no es otra que defender la necesidad de que Casado apoye la moción de censura propagandística que Abascal ha puesto en marcha por cuanto, según ella, Vox representa el centroderecha, el Partido Popular el centro y Ciudadanos el centroizquierda. Ante este análisis del espectro político e ideológico, que situaría al Psoe en la extrema izquierda y a Podemos en la radicalidad de la lucha armada, no estaría de más que la señora condesa repasara algunos de los episodios de Barrio Sésamo en los que Epi y Blas plantean estas cuestiones de lateralidad de una manera irreprochablemente pedagógica, a ver si así es capaz de enterarse.

Estas irrupciones violentas de las senectudes populares muestran bien a las claras que los jóvenes cachorros han emprendido un camino sin retorno que nada tiene que envidiar aquel final dramático de Thelma y Louise lanzándose al precipicio mientras se estrechaban sus manos sonriendo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído