Elías, profeta por la gracia de Vox

Sus ruedas de prensa de los martes se han convertido en un auténtico suplicio para quienes acuden allí para ser informados y se convierten en puros espectadores de su particular reality show. 

Elías Bendodo, consejero de Presidenta del Gobierno andaluz. FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA
Elías Bendodo, consejero de Presidenta del Gobierno andaluz. FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA

El profeta Elías vivió en el siglo IX a.C. fue la china en el zapato del Rey Acab y de su esposa Jezabel contra los que mantuvo una lucha sin igual. Cuenta el libro del Éxodo del Antiguo Testamento que en todas las casas judías se le esperaba para celebrar la Pascua y se le reservaba una silla, y según el Libro de Malaquías se afirmaba que volvería el día del Juicio.

Ni los más fervorosos creyentes podían pensar que lo manifestado en el Antiguo Testamento sobre Elías tendría su reencarnación en uno de los protagonistas más activos del actual Gobierno de la Junta de Andalucía, el otro Elías, el consejero de Presidencia e Interior y ministro plenipotenciario de Juanma Moreno, el señor Bendodo.

Bendodo fue siempre la gran esperanza blanca del Partido Popular de Málaga al que la longevidad política del alcalde Paco de la Torre mantuvo siempre en una posición secundaria hasta que en 2011 fue elevado a los altares institucionales de la presidencia de la Diputación malagueña, cargo que sólo abandonó para acompañar a su paisano Moreno en la aventura sevillana del Palacio de San Telmo.

En poco tiempo Bendodo, rodeado de una cohorte de quienes se enfrentaron a Casado en las primarias populares, se erigió en el factótum del Gobierno de la Junta rememorando el papel que en gobiernos socialistas había desempeñado durante siglos el eterno Gaspar Zarrias. No tardó Bendodo en sentirse investido como nuevo profeta Elías de la política andaluza por encima incluso del vicepresidente naranja Juan Marín.

Y como afirmaba el Antiguo Testamento este nuevo profeta de la política andaluza subido en su bíblico carro de fuego volvió por la Pascua, al inicio de la primavera, a todas las casas andaluzas gracias a los informativos de la televisión autonómica. No hacía falta reservarle una silla en la mesa como contaba la tradición judía, cuando te dabas cuenta ya lo tenías sentado a tu lado en la pantalla de tu televisor.

Decía también el Libro de Malaquías que volvería el día del Juicio, y no se equivocaba porque desde que se conoció la sentencia no sólo volvió sino que no se ha marchado ni un solo martes de nuestras vidas. Bendodo ha hecho de Chaves y Griñán su particular rey Acab y de Susana Díaz la Jezabel de sus oscuros objetos de deseo político.

La sentencia de los ERE, sin que aún se haya pronunciado el Tribunal Supremo, se ha convertido para él en verdad revelada sin vuelta atrás y cada día que pasa engorda su profecía con cualquier armario que se ponga por delante y todo ello sin el más mínimo pudor y convencido de que en ellos reside el Santo Grial de los pecados socialistas. Nunca tres armarios públicos alcanzaron la condición de cajas fuertes secretas por la vía de la frivolidad y la política espectáculo.

Sus ruedas de prensa de los martes se han convertido en un auténtico suplicio para quienes acuden allí para ser informados y se convierten en puros espectadores de su particular reality show. No pierde ocasión para lanzar en público sus profecías preferidas este Elías de la modernidad, sobre todo la que hace referencia a una década de gobierno trifachito en Andalucía, más propia de Nostradamus que del profeta Elías, y todo ello por la gracia de Vox.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído