IMG_3309
IMG_3309

Almudena Plaza - @gaia277

... ¿Y de qué tema vas a hablar?... Me preguntó una amiga, y yo le respondí... Pues, la verdad, no lo sé, pero lo que sí que sé es que, de alguna manera, querría hablar del Alma. Del Alma de Jerez. Yo, jerezana por pasión y adopción, y será también porque alguien me dijo una vez que yo ya había vivido otras vidas pasadas aquí, y parece ser que muy felices, que veo maravillas cada vez que giro una esquina, que me sigo quedando entusiasmada, después de todos los años que llevo por aquí, de cada fiesta que se vive, de cómo pasan las estaciones, de cómo se recogen las naranjas, de cómo va pasando el tiempo de manera amable, de cómo se respetan los tiempos y a las personas. De esa cooperación y de ese compromiso de ayudar al prójimo.

No quiero oír más quejas sobre esta ciudad, sobre esta tierra, quiero oír solamente hablar de futuro, del futuro de todos. Quiero que se saque a la luz todo lo que esta ciudad puede dar, todo lo que las personas que forman esta comunidad pueden ofrecer. Quiero que la gente crea en lo que tiene porque es de una riqueza infinita y única. Quiero que la gente se sienta orgullosa de su tierra porque tiene muchas razones para ello.

No hay lugar en el mundo como Jerez y lo digo con conocimiento de causa y por unos cuantos de años dando vueltas por ahí. Y no hablo solamente de Vino, Flamenco y Caballos, tres pilares indispensables de este producto. Estoy hablando de algo que va más allá de ello y que llega al Espíritu de la gente. Jerez es una ciudad que habla sola, que se vende sola... Porque a las personas, les llega su Alma, su esencia, lo que va más allá de lo puramente sensorial, y que te cala dentro, muy dentro.

Jerez habla. Hablan sus calles, sus adoquines, sus casas, sus Iglesias, sus parques, sus palmeras de la Alameda Cristina, sus murallas, sus torres, sus gárgolas, sus botas y sus andanas centenarias. Y si te quedas en silencio, en ese silencio verdadero y profundo, puedes escucharlo, puedes sentirlo. Te llena. El Alma de Jerez va más allá, porque no tiene un principio y no tiene un fin, lo importante, es llegar a percibirlo. Jerez nos lo está diciendo, que él está aquí para todos los Jerezanos, él se ofrece, nos da su historia, nos da su conocimiento, nos da un saber vivir que va más allá de las doctrinas y las leyes. Señores, Jerez, vuestro Jerez, nuestro Jerez, es único y yo daría lo que fuera para que cada una de las personas que viven en esta comunidad empezasen a vivir desde dentro este Espíritu porque estoy segura que de ahí brotaría la creatividad, las ideas, las iniciativas, la cooperación, el desarrollo y la riqueza.

Jerez es un producto que se vende solo, pero no podemos seguir poniendo el foco de atención en situaciones que llevan a callejones sin salida donde no se ve la luz y dar vueltas y vueltas sobre las mismas cosas. Eso no puede generar nunca un cambio o un desarrollo. Girémonos, salgamos de ese callejón y empecemos a saborear los frutos que este Jerez verdadero nos está poniendo al alcance de la mano. Están ahí, y hay para todos. Porque quién puede cambiar realmente las cosas es el Jerezano que viva desde dentro su “jerezaneidad”. No esperemos que venga una única persona a cambiar las cosas desde fuera, porque eso no va a pasar. Pero la certeza, la convicción y la pasión de un pueblo como éste, pueden mover montañas.

No podía quedarme con las ganas y la intención de decir lo que pienso de esta ciudad, que me ha conquistado y sobre todo, en la que creo y en la que apuesto firmemente. Jerez es riqueza. Jerez es abundancia.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído