El año entra en su recta final, lo que significa que es tiempo de recuentos y propósitos. 

El año entra en su recta final, lo que significa que es tiempo de recuentos y propósitos. Ya saben, ahora nos aburriremos contando desde las víctimas de violencia de género del finiquitado ejercicio hasta el incremento de las ventas de vinos de Jerez, pasando por las matriculaciones de coches, las ventas de casas, la comparativa de inmigrantes y emigrantes respecto al año anterior, etc. ¿Les parece mucho? Pues podríamos hacer un recuento de estos recuentos -valga la redundancia- hasta el infinito y más allá, que diría Buzz Lightyear. Pernoctaciones en hoteles y visitas a la ciudad registradas en 2016, ventas en comercios, vuelos en el aeropuerto de Jerez, operaciones llevadas a cabo en el hospital, número de alumnos matriculados en el municipio... Hasta lapsus pseudodisléxicos del presidente de la Nación para ver si han superado a los de 2015. Y no hablemos ya de balances, que son como los recuentos pero con algo más de emoción. Si algo no echo de menos de mi etapa de periodista son los balances: el del gobierno local respecto del pasado ejercicio, el de las detenciones de la Policía, el de las multas de la Guardia Civil... Como decía un profesor mío, etcétera aceitera aceitera.

Lo de los propósitos ya lo saben: dejar de fumar, apuntarse al gimnasio, comer sano, dedicar más tiempo a la familia, ser feliz, leer más. Las librerías y los gimnasios están llenos de buenos propósitos. Cuantos más años llevamos en el mundo menos nos lo creemos y llega un momento en que nos hartamos de estas promesas. Y nos damos cuenta de que el año que se acaba no deja de ser un límite temporal dibujado por nosotros mismos, que ni siquiera coincide con el ejercicio climatológico o escolar, por ejemplo. Así que le damos importancia la justa. Y dejamos esos propósitos de enmienda para febrero o septiembre, que seguramente coincidirán con el año lunar o el calendario chino.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído