Aznar y Acebes en el minuto de silencio por los atentados del 11 de marzo. FOTO: RTVE.
Aznar y Acebes en el minuto de silencio por los atentados del 11 de marzo. FOTO: RTVE.

El presidente José María Aznar ha vuelto a ser protagonista de otra polémica, esta vez, debido a sus comentarios sobre la manera en la que el PSOE ha entrado en el gobierno en dos ocasiones, en el 2004 de la mano de Zapatero, y tras la moción de censura a un tal M.Rajoy en 2018. 

“El PSOE ha llegado al poder al menos dos veces en unas circunstancias muy especiales: Una en 2004, cuando llegaron utilizando unos atentados terroristas para afectar a la credibilidad del gobierno; y otra en 2018, a través de una moción de censura apoyada por separatistas y exterroristas. Esa es la manera en la que han llegado al poder”. No hay palabras para expresar toda la rabia que me provoca leer esta rastrera afirmación. 

No seré yo aquel que simpatice lo más mínimo con el presidente Aznar, de hecho, creo que estamos en claras antípodas políticas, éticas y morales; pero como expresidente de mi país, su persona me merece el respeto que compete a su figura institucional. Sin embargo, sus afirmaciones irrespetuosas, mezquinas y falsas a partes iguales, hacen a uno cuestionarse si el Expresidente puede padecer de amnesia, de prepotencia crónica, de demencia senil, o las tres anteriores. 

Y es que no es para menos, es digno de estudio psicológico como 17 años después, Aznar sigue encabezonado en la transparencia de su gobierno en relación al 11-M; versión que no se cree ni el que asó la manteca. Flaco favor a la democracia española está haciendo el expresidente al ilegitimar de facto los gobiernos socialistas, escudándose en mentiras o en sinsentidos constitucionales. Uno de los desencadenantes de la crispación que todos decimos combatir, es precisamente la deslegitimación de la victoria democrática del rival. Citando al presidente Zapatero: “No seré yo el que esté cerca de las ideas de Aznar, pero el expresidente Aznar fue elegido por los españoles, y exijo ese respeto.” ¿Alguien se imagina esa frase en boca de Aznar en referencia a Pedro Sánchez o Zapatero? No, sencillamente porque no reconoce como legítimos sus gobiernos; confundiendo deseo con realidad. Por ejemplo, yo nunca le hubiese votado, pero Aznar fue un presidente plenamente legítimo, elegido por los ciudadanos, al igual que Rajoy, pese a que tampoco le hubiese votado nunca. Se llama responsabilidad democrática, y es triste no avistarla en un expresidente del Gobierno. Pero ¿qué vamos a esperar en Aznar?, más que como acertadamente plasmó el PSOE en el video de campaña de 1996, un dóberman agresivo, lanzando espuma en blanco y negro. 

En referencia a la parte de su escandaloso comentario sobre la moción de censura en 2018, habría que recordarle que en su amada constitución, que tiene en boca día si y día también, recoge en el artículo 113 la moción de censura como un mecanismo parlamentario legítimo para llegar a la Moncloa; por el cual el congreso tiene la potestad de censurar a un gobierno con el voto a favor de la mayoría absoluta de la cámara, lo que pasó el 1 de junio de 2018. ¿Está afirmando José María Aznar que el cumplimiento de la constitución es ilegítimo? ¿Significa eso que la constitución es ilegítima?. Eso sí, después veremos a Aznar dándose golpes en el pecho al hablar de la constitución con su tono de salvapatria. Resulta irónico que hable de “separatistas y exterroristas”, cuando fue él quien llegó a presidente gracias al voto de CiU a cambio de competencias en educación, cuerpo policial propio etc…hasta tuvo que indultar a 15 terroristas de Terra Lliure. Como ha dicho recientemente Miquel Iceta: “¿Cuando Aznar indultó a 15 terroristas de Terra Lliure humilló a España?, ¿Perdieron entonces la voz (en referencia al GPP)?”. 

Para hablar del PSOE te lavas la boca, Aznar. No es nadie para cuestionar la legitimidad de gobiernos que han sido votados por los españoles, no es nadie para cuestionar la elección de los españoles ni nuestra soberanía nacional. Bien es sabido por todos que Aznar y la soberanía nacional no son aliados, él es más de la sumisión internacional. 

El pueblo español sigue esperando sus disculpas (como hizo George Bush) por la guerra de Irak, o sus disculpas por querer endorsarle la autoría a ETA por rédito electoral. Ya que no vamos a obtener nunca esas disculpas, tenga la decencia de no volver a poner en duda la mortis causa de tantos españoles aquel 11M. Como un adivino le dijo a Julio César: cuídese de los idus de marzo.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído