Manifestación, el pasado domingo, en la plaza del Caballo. FOTO: MANU GARCÍA
Manifestación, el pasado domingo, en la plaza del Caballo. FOTO: MANU GARCÍA

El PSOE sube y se desploma el PP.

El PP sube y cae el PSOE.

Podemos tercera fuerza, subiendo Cs, Vox de desmorona.

Vox junto a PP igualan a PSOE…

Contradicciones.

Estamos en una carrera movidos por el poder. Cuando los políticos se juntan en el Congreso refuerzan sus fobias, sus diferencias hasta el infinito y más allá.

Más bien parece una competición deportiva mirándose de reojo a ver quién llega antes a la Meta.  Algunos de ellos jugando sucio con zancadillas incluidas a los que van por delante.

Hay mucho desbarre y disparate en la derecha disconforme con todo lo que hace el Ejecutivo. Da igual lo que haga o diga siempre estará en contra.

En su haber el Gobierno de coalición lo tiene claro, seguir gestionando para frenar el contagio y paliar el desastre que nos está dejando el virus por el camino.

Y a este lío se une una oposición que no parece tener como objetivo España, por mucha bandera que jaleen, y sí tumbar por desgaste al Gobierno para conseguir, como sea, lo que no obtienen en las urnas.

Esta tensión política, que viene de lejos,  va desbocada a causa de la pandemia. No ocurre en el resto de Europa,  que dejan aparcada las diferencias políticas reconociendo que el enemigo a batir, ahora mismo, es el virus. Para estos extremos, en una pandemia mundial, no hay que perder de vista lo positivo que sería facilitar rebajando la presión. Aportando, o al menos no entorpeciendo, con ese tremendismo tanto de PP como Vox .

Estos políticos llevan en su ADN el histrionismo, la intolerancia con despropósitos alentando a las concentraciones o escraches poniendo en riesgo la salud de todos, incluso de sus propias familias cuando vuelven a sus casas y cómo no, faltando el respeto al trabajo ejemplar de los sanitarios.

Todo esto me parece muy mezquino, bastante desalentador ver la poca humanidad de esta gente con nuestras banderas exigiendo libertad mientras otros hacen cola en silencio, así como la distancia exigida para recoger su bolsa de comida.

Qué sería de los trabajadores si gobernaran estos partidos. Desde luego todo, menos ayudas a desempleados que han venido acompañados por ERTE, así como la asistencia a empresarios, a Pymes para no dejar en la estacada a las familias españolas.

Protección a la que, por otro lado, el Partido Popular votó en contra. Así pues, que sepan los españoles quiénes les ayudaron y quiénes hicieron lo posible para dejarlos en la calle.

En fin, no está mal seguir recordando que la epidemia va de responsabilidad y sentido común ya que hay muchos, en esta carrera que carecen de estas actitudes cívicas.

Mientras escribo escucho las noticias en la radio.

La evolución es favorable, si bien hay 416 nuevos casos. El lunes sabremos qué comunidades pasan a la siguiente fase. Según parece Madrid tiene buena pinta.

Sin bajar la guardia, sigamos con mucha prudencia, aquí no caben las contradicciones.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído