El libro de profecías de Nostradamus.
El libro de profecías de Nostradamus.

Lo que proponemos hoy en Confesiones es un juego recurrente, el de irnos unos años atrás y recordar cosas que han pasado y que en ese momento, el que elijamos, era impensable que fueran a suceder en España en el corto-medio plazo, como finalmente así fue.

Las hay de todo tipo, unas pedestres, otras terribles. ¿Probamos? Jugando con los números redondos que nos permite estar en 2020 podemos irnos veinte años atrás y empezar. Venga, estamos en 2000 y la primera predicción, por increíble que pudiera parecer hace veinte años, nos va a resultar hoy terriblemente familiar: Dentro de veinte años todo el mundo tendrá que andar por la calle con una mascarilla, en España hay decenas de miles de muertos y la economía se ha hundido debido a una pandemia producida por un virus llegado desde China.

Sí, sí, pensemos que estamos en ese año, como estuvimos, tomando tranquilamente unos vinitos con unas aceitunas después de haber sorteado sin mayores problemas el rollo ese que se marcaron por entonces del Efecto 2000 (a los más mozalbetes debemos recordarles que el mundo ese año se iba a ir al carajo desde el mismo 1 de enero porque los ordenadores iban a petar por el cambio del 1 al 2 del 2000) y en la mesa hay un coleguita jugando a Nostradamus que nos dice que dentro de veinte años va a ocurrir exactamente eso en España y en el resto del mundo. El ataque de risa hubiera sido tremendo, de una magnitud parecida a la de que ese mismo colega hubiera dicho que España iba a ganar un Mundial de fútbol, dos de baloncesto y creo que otros dos de balonmano… No vamos a hablar de los Roland Garros de Rafa Nadal, ni de la Fórmula Uno de Fernando Alonso… de las Motos es que no sé ni por dónde empezar. Ah, esperen, que se me olvidaba otro muy bueno: dos hermanos catalanes serán campeones de la NBA… ja, ja, ja… es que te tronchas. “¿Y me dices que todo eso, que está muy bien, será antes de tener un virus y que en España –en un país anárquico como España- todo el mundo anda con la cara tapada con una mascarilla como en una película barata de ciencia ficción? Ja, ja, ja… ¡menudo Nostradamus estás tú hecho!”, una respuesta de libro de cualquier interlocutor de la mesa, justo antes de volver a atacar las aceitunas.

Claro, es mucho deporte y por el camino nos hemos dejado algunas otras cosillas que nuestro particular pitoniso iría desgranando, como que en Estados Unidos habrá un presidente negro ocho años –estallido de carcajadas ya hasta en la mesa de al lado-; que el Reino Unido se ha ido de la Unión Europea –“bueno, nunca estuvieron del todo…”, respuesta brillante y más risas- o que la burguesía catalana ha estado muy cerca, probablemente más cerca de lo que ellos mismos nunca pensaron, de que su comunidad se independizara de España… tema que probablemente hubiera sido recibido con silencio y ese extraño gesto facial conocido por todos que se sitúa a mitad de camino de qué me estás contando y llevo varios días estreñido

No vamos a seguir, pero las hay auténticamente impensables. Allá va otra: “En España, en nada de tiempo habrá bandas latinas”. Mola, ¿eh?, como en NYC, Chicago o LA… O también ésta: “en el PSOE gana un tipo, pero no le quieren y se va… pero no del todo, porque luego gana otra vez y vuelve y es presidente pero no ha ganado –lo ha hecho pactando hasta con los ujieres- y luego sí, ya gana, pero no del todo y repite elecciones y queda igual y gobierna con Podemos”. “Podemos… ¿qué es Podemos, Nostradamus?” (recordemos que estamos en 2000). “Pues es un grupo que al principio decía que era transversal y venía de unas protestas callejeras que no voy a contar ahora para no cansar… total, que tenía muchos dirigentes y luego quedó uno, y luego dijo que era socialdemócrata, pero no… no exactamente, era populista para unos, comunista para otros, y se chupó a Izquierda Unida y aunque cada vez tenía menos votos al final sumó con el PSOE y…”. “… Y déjalo ya, Nostradamus, de verdad. ¡Camarero, otra ronda… y más aceitunas, por favor!”.

Y así nos adentramos ya en La Pandemia, al día, un magazine de prensa que hoy podría perfectamente presentar María. Empezamos con Miquel Giménez y su interesantísimo artículo en Vozpópuli “Solo me arrodillo ante Dios”… ufff, léanlo, muy muy valiente. Seguimos con el asesinato de George Floyd, ahora en CTXT, que ofrece un gran despliegue con distintas voces sobre el conflicto en EEUU que ha originado este despreciable crimen. Y lean en cualquier medio –mejor disfrútenlo en cuanto se pueda- sobre la magna que ha organizado el Museo del Prado para celebrar su reapertura y que estará todo el verano, un the very best por ahora en aforo necesariamente reducido…

Sí, el Atlético jugó en el ínterin dos finales de Champions y tuvo que ser contra el Real Madrid. Para qué recordar lo que ocurrió… con lo bien que estamos con la mascarilla.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído