Copa de cerveza en una foto de archivo
Copa de cerveza en una foto de archivo

Llevamos mucho tiempo confinados en casa y la cabeza la tenemos que entrener de alguna manera. No todo debe ser estar continuamente viendo malas noticias por la televisión. Mucha gente decide ver películas o series, otras menos leer un libro y la gran mayoría, nos dedicamos a todas las redes sociales que hay para ver que está haciendo nuestra gente conocida y también los amigos de nuestra gente conocida y algún que otro famoso.

De la gran mayoría de fotos que se comparten, el gran protagonista es el botellín de cerveza. Lo bien que lo pasamos con nuestras cervezas, nuestros cubatas y en menor medida, con el vino. Son fotos divertidas, alegres, en las que la gente expresa por lo menos un momento de alegría, dentro de esta tragedia que estamos padeciendo.

Pero ojo. No es malo si se bebe con moderación el alcohol, salvo que tengas alguna patología que te lo impida. Es la droga permitida más social que existe. Pero aviso que no es lo mismo tomar alcohol fuera de casa que tomarlo dentro. Lo peor que tiene una droga es el hábito, que nos acostumbra a una rutina y la asociamos a situaciones. Aviso de que es lo peor que os puede pasar. Que os acostumbréis a tomar alcohol a diario en casa.

Os hago una pregunta. ¿Habéis tenido algún momento del día en el que habéis necesitado tomar una copa o la mente os lo ha recordado? Pues tened cuidado, mucho cuidado porque os estáis acercando a esa enfermedad tan terrible que es el alcoholismo.

No os quiero amargar la fiesta, pero tomar alcohol con más frecuencia en casa es un auténtico peligro. El alcohol puede parecer divertido y un disfrute, pero es peligrosísimo. Porque como te enganche, es muy difícil sacarte luego. Basta con una situación difícil en que estemos con una personalidad débil, como estamos ahora, con ansiedad, miedos y angustias, para que como un virus, se nos meta dentro.

El alcoholismo no sólo te va a deterioriar la salud, sino que dejará de ser divertido porque deteriorará toda la vida social que tengas con tu familia o tus amigos. El alcoholismo mata. Podréis comprobarlo si tenéis algún conocido alcohólico. Porque seguro que lo tenéis. El alcoholismo es muy frecuente pero lo callamos. Porque es una enfermedad maldita, a la que a la misma persona enferma no la consideramos enferma, simplemente es una persona borracha.

Por beberte una cerveza o una copa de vino, no te vas a convertir en dependiente del alcohol. Pero si lo haces todos los días y lo necesitas, te advierto, de que te estás poniendo en riesgo.

Si bebes, no conduzcas. Y ahora, que no puedes conducir, si estás en casa, no bebas alcohol.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído