calle-caballeros-ciclable.jpg
calle-caballeros-ciclable.jpg

No deja de ser llamativa la rapidez con la que se ha procedido al pintado y señalización de las denominadas ‘ciclo-calles’ en San Miguel y los alrededores de la plaza del Arenal. De hecho, esa celeridad es aún más llamativa si se constata el estado lamentable en que se encuentra la pintura de la mayoría de los pasos de cebra de Jerez (al menos los del centro). Ciertamente, las comparaciones son odiosas, pero en este caso parece pertinente.

Es cierto que las ‘ciclo-calles’ forman parte del Plan Andaluz de la Bicicleta y son responsabilidad de la empresa que está acometiendo las obras del controvertido carril bici, pero el contraste de esta nueva dotación y los ‘pobres’ pasos de cebra es tremendo. No deja de ser, en definitiva, el contraste entre un plan que parte con una importante dotación autonómica desde su inicio y el de las exhaustas arcas municipales.

La política es así –el hecho de que una partida presupuestaria provenga de una administración pública u otra- y muchas veces pasa por encima de las necesidades más inmediatas de la ciudadanía: tenemos unas flamantes ‘ciclo-calles’ y los pasos de cebra en estado lamentable. Por decirlo gráficamente tenemos jamón, pero no tenemos pan para el bocadillo. Al menos ahora se quedan sin argumentos en esta zona los ciclistas ‘especializados’ en ir por la acera…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído