Unicaja: esta exposición tiene mala pinta

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

captura_de_pantalla_2017-12-11_a_las_8.24.51.png
captura_de_pantalla_2017-12-11_a_las_8.24.51.png

El miércoles 13 reconstruiremos simbólica y pacíficamente el muro ilegal de 'apartheid' de Israel frente a la exposición en la calle Larga

La Plataforma Jerez con Palestina y el Sahara reacciona ante la cooperación de Unicaja con la Embajada de Israel en la exposición Exodus en Jerez. Le pedimos que no se ponga de parte de Israel en la negación de los derechos fundamentales del pueblo palestino. Cada vez más personas de todo el mundo apoyan a la sociedad civil de Palestina para pedir el boicot, la desinversión y las sanciones de Israel. Por ejemplo, durante el ataque a la franja de Gaza de 2014 por parte del ejército de Israel, más de 300 sobrevivientes del holocausto y sus descendientes declararon su apoyo al movimiento de boicots, desinversión y sanciones (BDS) declarando que NUNCA MÁS NUEVAMENTE SIGNIFICA NUNCA MÁS PARA NADIE.

El llamado BDS palestino insta a la presión no violenta sobre Israel hasta que cumpla con la ley internacional al cumplir tres demandas:

1. Poner fin a su ocupación y colonización de todas las tierras árabes y desmantelar el Muro

2. Reconocer los derechos fundamentales de la ciudadanía  árabe-palestina de Israel a la igualdad plena

3. Respetar, proteger y promover los derechos de los y las refugiadas palestinas a regresar a sus hogares y propiedades como se estipula en la Resolución 194 de la ONU que incluye a Jerusalén como la capital de Palestina y que según el Derecho Internacional no forma parte del Estado de Israel.

Israel usa la cultura para limpiar su imagen de ocupante extremadamente violento culpable de, entre otras cosas, el crimen de lesa humanidad llamado apartheid, el desplazamiento forzado de personas, por ejemplo, en Jerusalén y sus alrededores, en una historia ininterrumpida de limpieza étnica, y el aumento del genocidio de las personas en la prisión al aire libre de Gaza. Esta es la razón por la cual el boicot cultural es tan importante.

El boicot palestino, a diferencia del boicot cultural sudafricano, es institucional y no se dirige a las personas como tales. Anclado en los preceptos de la ley internacional y los derechos humanos universales, el movimiento BDS rechaza el boicot en principio de las personas en función de su identidad (como ciudadanía, raza, género o religión) u opinión. Sin embargo, si un individuo representa al estado de Israel o una institución cómplice israelí, o es comisionado/reclutado para participar en los esfuerzos de Israel para "cambiar su marca", entonces sus actividades están sujetas al boicot institucional que está convocando el movimiento BDS.

Es importante destacar que, al mismo tiempo, declaramos nuestra solidaridad con el pueblo judío. BDS es un movimiento de derechos humanos inclusivo y antirracista que se opone en principio a todas las formas de discriminación, incluidos el antisemitismo y la islamofobia. Esa es también la base de nuestra Plataforma.

En 2018, Israel celebrará el 70 aniversario de su independencia, fundada en la guerra colonial y la limpieza étnica de grandes partes de Palestina, que los palestinos llaman al-Nakba, la catástrofe. Hoy el numero de personas refugiadas que viven en exilio ha alcanzado 7,3 millones personas.

Como el tema de la exposición es Éxodo, queremos recordar a Unicaja que los derechos universalmente declarados de las personas refugiadas para regresar a su patria no son respetados por el gobierno israelí, sino negado fundamentalmente. Con nuevos crímenes todos los días, se está forzando a nuevos refugiados al exilio desde Jerusalén, Gaza y Cisjordania.

Por lo tanto, el miércoles 13 reconstruiremos simbólica y pacíficamente el muro ilegal de apartheid de Israel frente a la exposición en la calle Larga, 50, con estas palabras: ESTA EXPOSICIÓN TIENE MALA PINTA!

- Unicaja: No actúes como agente de limpieza de imagen de crímenes israelíes.
- Únete al movimiento BDS para solidarizarse con el pueblo palestino y sus derechos fundamentales.
- El arte debe derribar los muros, no ayudar a mantenerlas.

Plataforma Jerez con Palestina y el Sahara

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído