Trozo de tela de Mis Mierdecitas. FOTO: MIS MIERDECITAS.
Trozo de tela de Mis Mierdecitas. FOTO: MIS MIERDECITAS.

Ustedes representan ideas que no respetan la libertad de las personas a decidir su identidad y orientación sexual, que procuran una educación y una sanidad privada, aunque solo puedan disfrutarla unos pocos, la supresión de las autonomías, la prohibición de los partidos de izquierda, y el menosprecio a las mujeres que denuncian acoso sexual, o violencias de género.. 

Ideas que nos hacen retroceder en la historia, a la Sección Femenina, la Beneficencia, y el Auxilio Social, la religión obligatoria en los colegios, la prohibición del divorcio , la condena a las abortistas, la abolición de los derechos de manifestación y huelga, y la negación de derechos a inmigrantes, homosexuales, transexuales, y feministas.

Pero preocúpense, no se lo permitiremos, porque seguiremos luchando por un mundo donde vuestros ideales y objetivos solo sean lecturas en los libros de historia, y nada de su mentiroso discurso exista. Que sus privilegios y prebendas, los de ustedes, y los de su clase, desparezcan para siempre de nuestra sociedad. La igualdad, la libertad y el pluralismo se conviertan, y esta vez de verdad, en los valores superiores de nuestra sociedad. Los hombres por el hecho de serlo, no sean más que las mujeres, se elimine la violencia de nuestras vidas, la religión regrese al ámbito de lo privado, y la facultad de decidir libremente de las mujeres sobre su cuerpo y maternidad sea un derecho fundamental. 

Que exista un lenguaje que nos englobe y con el que todas y todos nos sintamos incluidos y representados, desaparezcan las jerarquías, y los abusos de poder de los hombres hacía las mujeres. La discriminación sea un espejismo, y no sea necesaria la solidaridad en ningún aspecto de la vida. Que los géneros no sean cárceles, y cada persona pueda libremente decidir su lugar, sin ser objeto de burlas ni castigos.

Que el territorio no sea más que el lugar donde hemos nacido, vinculo con la tierra, y no causa de confrontaciones. Que los hombres no pretendamos decidir e imponer nuestra voluntad sobre cuestiones que ni nos incumben ni nos pertenecen. 

Aunque, dudo que ustedes presten atención a estos argumentos, porque su realidad se sustancia en el poder y en la desigualdad, y como el patriarcado y el machismo, y a diferencia de nosotros, que somos por lo que somos, para ustedes la igualdad es el fin de los privilegios, de vuestra forma de vida y ser.

Por eso os repele tanto el feminismo, los movimientos igualitarios, y todo lo que huela a igualdad. Porque hace tambalear todo el andamiaje de vuestra superioridad. No soportáis a la izquierda ni a todos los que luchan por una sociedad más justa, porque vuestro ideal de justica se basa en el dinero, y el poder. El mundo es de ustedes, y nuestra misión es facilitar vuestra felicidad. 

Ustedes, representáis un mundo de privilegios, jerarquías, violencias, y clases. Un mundo solo para vuestro mundo, el de los hombres. Nosotras y nosotros, un mundo igualitario, sin jerarquías, y en paz. Un mundo para todas y todos. Es tanta la diferencia y el universo que nos separa, que la sola comparación nos ofende. El futuro es nuestro, no os quepa la menor duda.

Firmado: Un hombre feminista

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído