A ti

Oye, tú. Sí, a ti que recorres nuestra campiña cada vez que lo necesitas buscando el voto. A ti que te vi en diciembre y que me pareció volver a verte de nuevo hace un mes.

san_isidro-22.jpg
san_isidro-22.jpg

Oye, tú. Sí, a ti que recorres nuestra campiña cada vez que lo necesitas buscando el voto. A ti que te vi en diciembre y que me pareció volver a verte de nuevo hace un mes. A ti que con sonrisas, besos y con esa amabilidad que te caracteriza en tiempos de campaña embaucas a mis vecinos. A ti que, sin hacer todo lo anterior, recibes igualmente su incondicional apoyo en las urnas. A ti, que el pasado 26 de junio recogiste la cosecha en nuestros campos, sin ni siquiera haber labrado la tierra. A ti, que sabes que el distrito rural no falla y será siempre fiel a tus siglas.

A ti, ¿para qué a otra persona?, te pido que saques los dientes y pongas el puño encima de la mesa. Que eches cojones, ovarios, entrañas o lo que te quede de valor. A ti te pido que comuniques a la delegación de Educación de la Junta de Andalucía que estamos hartos de que nos intenten engañar cada nuevo curso, mermando el derecho a la Educación de nuestros niños y niñas. A ti te invito a luchar para mantener los centros Semi D en la campiña de Jerez, ya sea en Gibalbín, La Ina, Cuartillos... Dile que conocemos bien este juego de trileros, que cuando no plantean el truco en septiembre con las plazas de autobús lo amañan en pleno julio con las matriculaciones.

El pasado 26 de junio recogiste la cosecha en nuestros campos, sin ni siquiera haber labrado la tierra. A ti, que sabes que el distrito rural no falla y será siempre fiel a tus siglas

A ti te pido que comuniques que con estás prácticas, con nocturnidad y alevosía, sólo se fomenta el desarraigo de nuestra gente —eso que llaman el éxodo rural—, el envejecimiento de sus habitantes y la despoblación del campo —eso que tanto preocupaba a la alcaldesa Mamen Sánchez durante la toma de posesión de los delegados de alcaldía de barriadas rurales—.

A ti, que sabes que es una merma al derecho a la educación y la calidad de la enseñanza , aunque sepas que a la Junta lo único que le importa es la viabilidad económica —aunque igualmente sepas que poco se preocupó en gastar el dinero de formación en otros menesteres—.

A ti, que demandas el voto en la campiña, te pido que no permanezcas impasible cada vez que nos quitan derechos, porque puede que mañana el abuelo tuerza el gesto sabiendo que la escuela por la que luchó ha cerrado, con la amargura de saberse traicionado.

A ti, que sabes que por mucho que le cuenten el abuelo no va a cambiar su voto, recuerda que llegará el día en que el abuelo no esté y el nieto tenga que votar desde un distrito urbano, de esos que te niegan el voto.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído