Manifestación en Jerez, contra el aumento de los casos de violencia machista. FOTO: MANU GARCÍA
Manifestación en Jerez, contra el aumento de los casos de violencia machista. FOTO: MANU GARCÍA

Se aproxima un nuevo 25 Noviembre, el Día Internacional contra la Violencia de Género. Pero este año no es otro más. En 2019, se cumplen 15 años desde que se aprobase, en el año 2004, la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. 15 años luchando contra esta lacra que se ceba con las mujeres. 15 años en los que han sido asesinadas más de 1.000 mujeres a manos de sus parejas o exparejas. 15 años a lo largo de los cuales y ante esta terrible realidad, ha sido uno de los pocos temas que ha logrado unir a todos los partidos políticos con la firma de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

15 años en los que hemos podido comprobar como las estadísticas ponían de manifiesto que la violencia no es neutra y que el género influye en el reparto de papeles, situando a las mujeres como víctimas y a los hombres como agresores. 15 años de consenso, calificando la violencia machista ejercida contra las mujeres, como Violencia de Género. Pero parece que en este año 2019, ya no es así.

Tras 15 años de lucha tratando de salvar la vida de muchas mujeres, aunque a más de 1.000 se la arrebataron, y tras el largo camino recorrido para lograr frenar esta sangría, hay quienes han roto ese consenso. Parece, con todo lo conseguido hasta hoy, que hay quienes no quieren ver la realidad de la violencia de la que somos objeto las mujeres. Así, observamos atónitas, como la ultraderecha más recalcitrante encabezada por Vox,  pretende con sus aberrantes propuestas y proclamas borrar de un plumazo, la violencia machista que sufrimos las mujeres. Baste decir, como ejemplo de ello, en palabras del propio Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, que “la violencia de género no existe, es una invención política”.

Pero ahí no se queda el argumentario de Vox en su afán por negar y deslegitimizar la violencia de género. En éste encontramos su propuesta estrella, que no es otra que la derogación y eliminación de la Ley contra la Violencia de Género. Parece que a Vox, en su ofensiva contra esta ley y lo que ellos insisten en llamar el "feminismo supremacista" e "ideología de género", les importan muy poco las más de 50 mujeres que han sido asesinadas a manos de sus parejas sólo en lo que va de año.

Ante esta situación me viene a la mente la célebre frase de Edmund Burke, “para que el mal triunfe, solo es necesario que los hombres buenos no hagan nada”. Y eso es precisamente lo que está pasando en nuestro país. Que estas propuestas y medidas que atentan contra la integridad, la vida y los derechos de las mujeres, proclamadas por la ultraderecha encabezada por Vox, cuenta con el beneplácito de partidos como PP y Ciudadanos, que en su afán de llegar al poder han antepuesto la seguridad y la vida de muchas mujeres, cediendo al chantaje de Vox, que utiliza la Violencia de Género para negociar gobierno y poder.

Y gracias a ello, estamos siendo testigos de esta cruzada personal de Vox contra la Violencia de Género que sufren las mujeres. Así vemos como han denunciado, según ellos, “el vergonzoso Pacto de Estado contra la Violencia de Género” y mostrándose radicalmente en contra de él. O como en Andalucía, el PP ha cedido al chantaje de Vox, en su afán de sustituir la violencia de género por violencia intrafamiliar, como si fuesen lo mismo. O como en estos días, en muchos ayuntamientos y comunidades autónomas que cuentan con el apoyo Vox a gobiernos de PP y Ciudadanos, la extrema derecha boicotea y rompe el consenso logrado durante años, para apoyar y aprobar, en las diferentes instituciones, una declaración contra la violencia contra las mujeres con motivo del próximo 25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género.

Pero, ante esta mezquina cruzada contra las mujeres, lo que Vox no sabe es, que “si nos tocan a una, nos toca a todas”. Así, ante el ataque de Vox a nuestros derechos más fundamentales, como son el Derecho a la Igualdad, el Derecho a Decidir y el Derecho a Vivir, éstos se encontrarán con los movimientos de mujeres, luchando para consolidar, defender y proteger nuestros derechos. Que se verán las caras con el Movimiento Feminista diciéndoles, alto y claro… Que no se lo vamos a permitir. Que no se lo vamos a consentir. Y que estamos dispuestas a luchar, todas juntas y unidas para defender nuestras vidas y nuestros legítimos derechos como mujeres.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído