Taifa, la ropa que le dice a los 'mesetarians' de la RAE que hablen bien, que hablen 'andalú'

Pablo González, que empezó haciendo 'camisetah' para el 40 aniversario de las movilizaciones andalucistas del 4D, ahora las envía a Alemania, Inglaterra o Nueva York: "Se trata de reivindicar lo nuestro, lo oculto y lo olvidado. Yo le llamo underground andalusí"

Uno de los amigos de Pablo, con la camiseta 'granaína' de Taifa a los pies de la ciudad nazarí.
Uno de los amigos de Pablo, con la camiseta 'granaína' de Taifa a los pies de la ciudad nazarí.
No todos conocen quién está detrás de Taifa Camisetah,  la tienda de ropa con mensajes andaluces, andalusíes y andalucistas que se ha convertido ya en un clásico entre muchos jóvenes y miembros de la izquierda social y política andaluza. Hace poco, Quique Peinado llegó a pedirse una, mientras que políticos como Teresa Rodríguez o José Ignacio García, de Adelante Andalucía, ya han salido en los medios con algunas de sus creaciones. "Bueno, no te creas, he llegado a enviar camisetas a gente que tienen en su perfil una banderita de España... aquí hay de todo", bromea Pablo González, el licenciado en Historia —ahora cursa el máster de profesorado— artífice de Taifa, quien es modelo de sus propias creaciones pero cuya cara no encontrarás en este artículo. Hace años que Pablo hacía sus pinitos como militante andalucista del Sindicato Andaluz de Trabajadores, diseñando todos los carteles desde la unión local del SAT en Gilena, la localidad de la sierra sur de Sevilla donde se ha criado y vive pese a haber nacido en Barcelona.  “Mis padres se vinieron al pueblo cuando yo era pequeño”, confiesa. Ahora se siente orgulloso de llevar sus contestarios diseños por los pueblos de Cataluña, uno de los lugares donde vende más camisetas, bolsos y banderas. “Sevilla, Granada, Cádiz, Jerez y Barcelona... en ese orden”, afirma. Luego va Madrid, otro de los focos de la nueva —y joven— emigración andaluza. En el extranjero, Alemania, Inglaterra y hasta Estados Unidos, donde más lejos ha llegado Taifa. Una de sus camisetas, la más granaína, muestra un azulejo con los nombres de Enrique Morente, Carlos Cano y Federico García Lorca. Seguramente ahora bajo la aurora de cuatro columnas de cieno de Nueva York, un emigrante andaluz se viste de Andalucía.  Varias de las camisetas de Taifa, tendidas en una foto cedida para Levantaos, de lavozdelsur.es La historia comenzó en el 40 aniversario de las históricas movilizaciones andalucistas del 4 de diciembre de 1977. Para aquel diciembre de 2017, Pablo encargó un diseño con la imagen de Manuel José García Caparrós bajo el título “Caparrós vive”. El éxito fue tal que se planteó continuar haciendo camisetas. "Empecé a colaborar con otros colectivos, desde el SAT a asociaciones feministas, Er Prinçipito Andalûh o Andalucía Shitposting", explica. Es precisamente el nacimiento de una nueva ola contestataria andaluza la que ha visto crecer su proyecto. De hecho, entre sus influencias, habla de iniciativas como el feminismo andaluz de Mar Gallego, las obras del patrono de la fundación Blas Infante, Antonio Manuel Rodríguez, o de las investigaciones en torno a la lengua andaluza de Huan Porrah y del grupo de la ZEAla sociedad para el estudio del andaluz. Precisamente una de sus camisetas más vendidas es la de Fck RAE, presidida por una de las máximas del andalucismo: “Habla bien, habla andalú.  "Se trata de reivindicar lo nuestro, lo oculto y olvidado, aquí no tenemos como objetivo sacar dividendos", ríe. A tan solo diez euros la camiseta, el margen de beneficios para Pablo es mínimo. De hecho, él evita hablar en primera persona del singular y siempre intenta hacerlo con el plural. "Esto no sería posible sin los compañeros de Cádiz y Marinaleda, que son los que realmente hacen las camisetas, yo solo me encargo del diseño", aclara. Es por eso que su mayor satisfacción es encontrarse por la calle con alguien con una de sus creaciones. "Un día me encontré a un chaval con una camiseta de los hermanos Quero y me dijo: te lo tengo que agradecer porque yo no conocía su historia", recuerda. Es otra de las patas sobre las que sustenta Taifa: la historia eclipsada de Andalucía. 

¿Lo entenderán los mesetarians 

Uno de los términos popularizados por la nueva cultura andalucista alternativa es el uso de términos contestatarios frente a un histórico ninguneo de Despeñaperros pa’rriba. "No sabemos si lo entienden eh... dirán: ¿qué lleva ahí?", ríe Pablo, que cree que aun así “es una forma de sacar debates fuera ante el típico cuñao". Al fin y al cabo se trata de “difundir un mensaje” en unos diseños que él llama “underground andalusí”. 
Y él sabe bien lo que es eso de fusionar underground y andalusí en un mismo concepto. Como estudiante de Historia y futuro docente, es consciente de la dominación cultural sobre el pueblo andaluz, que muchas veces no solo hace de víctima, sino de verdugo. “Vox nos ha hecho un favor con eso”, dice sobre el hecho de poner en el centro del debate en Andalucía y en términos como la Reconquista. “Que incluso en la universidad como historiador te hablen de la Reconquistaalgo totalmente ideológico que la extrema derecha está recuperando y luego tengas que enseñarlo tú a los niños, crea muchas contradicciones", explica indignado. Sin embargo, no olvida las palabras de un docente que tuvo en segundo de ESO: "Vamos a hablar de la Reconquista... ¿ustedes creéis que se puede hablar de eso de la reconquista tras 800 años de al Ándalus?", recuerda.   Aquello le removió la conciencia. Ahora con sus compañeros del MAES, no duda en "hablar de su libro". "Estaban hablando de la visión de la historia, de lo subjetivo y de lo objetivo, y me faltó tiempo para hablar de la Reconquista. Al final, casi todos pensábamos lo mismo, eran de la línea de que eso no podía seguir explicándose eso así a los niños. Es ahí donde estamos los que seremos futuros profesores", aclara. Pablo sigue aportando su granito de arena desde la sociedad civil para que algo cambie en Andalucía. Taifa es un instrumento más. Si hay un ofendidito, le animamos a que lea a Emilio González Ferrín. Firma Levantaos, el nuevo magazine de contracultura andaluza de lavozdelsur.es.   

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído