6
6

El único club de tiro con arco en Jerez, el club arqueros 'Carcaj', se costea sus propias instalaciones e imparte clases a quien quiera aprender. Cerca de 16 personas componen una asociación que exhibe el noble arte que se remonta al Paleolítico como un deporte asequible, divertido y muy físico. 

Innumerables iconos llevan a cuestas un trozo de madera con cuerda tensada y un par de varillas por flechas. En la gran pantalla el tiro con arco está en auge: Ojo de halcón, Robin Hood, Green arrow, Katniss Everdeen y Légolas, entre otros muchos, emplean su arco como símbolo para conseguir un fin. Se dice que el mercado cinematográfico influye, que crea escuela de lo que se proyecta. Pero no todo lo que reluce consigue adeptos. En una pequeña nave del polígono industrial El Portal se abre todas las tardes la cancela verde polvorienta del club Carcaj para practicar este noble arte con origen en el Paleolítico. 16 personas componen el último y único club de tiro con arco que queda en Jerez. Allí todos tienen por costumbre arrojar flechas con el arco, tomar café y merendar acompañados.

Un deporte individual convertido en equipo

José Luis Hermosín, Antonio Hermosín, Pepe Ocaña, Manuel Jesús Gómez, Jesús Calatayud, Rafael Fernández, José Ramón Galván, Juan José Maraver, Alejandro Leal y Rafael Moreno, entre otros, son los miembros de un club que sobrevive a través de sus propios bolsillos. Después de constantes reclamaciones al Ayuntamiento de Jerez para subvencionar este deporte, solo han obtenido respuestas negativas y declinaciones a sus demandas.

Tras quedarse sin instalaciones, el club, mediante el boca a boca, ha logrado establecerse en un local de la ciudad y también practican al aire libre en unas explanadas que hay junto al aeropuerto de Jerez. Los cancerberos del lugar –los hermanos Hermosín– llegan cada uno con sus respectivos transportes a la nave del polígono industrial y abren su palacete para que vaya pasando todo aquel que quiera jugar. “Se apuntan sobre todo jovencitos, que al llegar ya la época de estudios, frenan y se centran a estudiar. Pero curiosamente juega gente que ya viene de vuelta, que ya se ha estabilizado, se ha casado, tiene su vida más o menos resuelta y le puede dedicar otra vez un ratito a esto”, comenta Antonio Hermosín sobre el efecto boomerang que tiene el tiro con arco, ya que todo aquel que lo prueba termina repitiendo. 

"Juega gente que ya viene de vuelta, que ya se ha estabilizado, se ha casado, tiene su vida más o menos resuelta y le puede dedicar otra vez un ratito a esto"

Hoy en día los arqueros de Jerez acogen el tiro con arco como afición. No obstante, los componentes del club no pasan desapercibidos. José Luis Hermosín se dedicó profesionalmente y fue medalla de plata por equipos en los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92; su hermano Antonio es el actual campeón de tiro con arco de Andalucía. Manolo Jiménez Taravilla, ya retirado, representó a España en el absoluto en los Juegos de Corea 88 y su hijo fue el arquero de reserva. Otros de sus miembros, Pepe Ocaña, ha sido campeón provincial de tiro con arco al aire libre y en sala en modalidad de arco compuesto, luciendo una vitrina de alrededor de 40 trofeos y Juan Miguel Zarzuela ha sido campeón de España en varias ocasiones. 

Al portar un instrumento que puede llegar a matar, es indispensable hacerse con una licencia con el fin de tener permiso para practicar con el arco. Para obtenerla es necesario haber aprobado un curso de tiro con arco de una serie de horas. El Club Arqueros Carcaj ofrece dicho curso, y también sirve como excusa para que se queden enganchados a la sensación de hacer diana. Este conjunto jerezano presta todo lo imprescindible para empezar un taller de iniciación: arco recurvo (con el que se suele comenzar), flechas de fibra de carbono, protector de brazo y de pecho, dáctileras o guantes (o disparadores mecánicos, los cuales tensan la cuerda sin necesidad de atraerla con los dedos) y el carcaj, complemento que da nombre al club de Jerez.

No tienen promotores, ni sponsors, ni anunciantes que les sufraguen gastos, aunque sí estuvieron promocionados por la Caja de Ahorros de Jerez hasta que ésta fue absorbida por Caja San Fernando. El club no se dedica a pegar carteles ni anuncian sus competiciones y clases en ninguna página web. Tampoco tienen cuñas publicitarias. Se puede decir que son un círculo cerrado en el cual los miembros se distribuyen notificaciones de torneos próximos y que de uno a otro va corriendo la información. "La gente que está interesada en este deporte es la que se pone en contacto con nosotros", asegura el director de los arqueros.

"La gente que está interesada en este deporte es la que se pone en contacto con nosotros"

Por otro lado, cualquier jerezano que quiera comprarse un arco para practicar, solo encontrará material deportivo en Decathlon. No hay en la localidad otro establecimiento con material específico de tiro con arco. Sin embargo, como actualmente las compras están muy digitalizadas, se pueden pedir arcos coreanos o estadunidenses a tiendas de la capital española a través de internet. Ocurre lo mismo con el material complementario, tanto dactileras como disparadores mecánicos se pueden obtener vía online.  

Cuenta la historia que el arco ha sido utilizado de civilización en civilización: asirios, babilonios, varias dinastías asiáticas… Practicado en todas las superficies de la Tierra: África, Europa, Asia y el gran continente americano con sus famosos indios. Un arma de supervivencia y de guerra que se convirtió poco a poco en un juego relacionado con la nobleza. Con el deporte rey acaparando los medios de comunicación, es difícil que las personas sepan lo que concierne a un arquero; y en general, se tiende a pensar que es un deporte caro, solo para privilegiados; una afirmación que es errónea. 

El tiro con arco es un deporte asequible, así nos lo presenta el Club Arqueros Carcaj. Nos podemos encontrar con arcos desde 30 hasta 1.000 euros, y flechas que pueden costar entre tres y 30 euros. Todo dependerá siempre de la marca, la técnica y la proximidad del producto. Hay que pensárselo dos veces antes de tirar una flecha, ya que a pesar de estar compuestas por un material excepcional como fibra de vidrio, aluminio, carbono o madera, pueden romperse al ser arrojadas con gran potencia sobre una superficie incompatible.

Una pasión, una dedicación

Ocaña afirma: "Si dejase de jugar cinco días seguidos notaría dificultades a la hora de atraer la cuerda hacia mis labios". Es necesario entrenar asiduamente a este deporte, si se pierde la costumbre se va perdiendo técnica y formación física. Entre ellos no se ven cuerpos esculturales, confiesan que no están en las listas de ningún gimnasio. No obstante, Calatayud explica que acude a la piscina cubierta dos veces por semana acompañando a su hija, además de practicar el tiro con arco y de ir a trabajar. Todo es posible para aquel que se organiza y le dedica unas horas semanales a un deporte que le apasiona. 

"Si dejase de jugar cinco días seguidos, notaría dificultades a la hora de atraer la cuerda hacia mis labios"

Lunes por la tarde: van llegando los miembros del Club Arqueros Carcaj. Cada cual entra a su hora conveniente, no hay nada establecido, pueden presentarse en cualquier momento. Con el sol en la espalda y entrando vagamente por la rendija de la puerta entreabierta, los socios dejan detrás el calor y pasan hacia un aire cerrado pero fresco. En los extremos de la nave hay armarios donde se guardan los arcos recurvos de iniciación, mesas para dejar caer el maletín que resguarda sus instrumentos, una cafetera y varias sillas. Un espacio aún polvoriento, pero práctico. Al fondo del local encontramos una fila de parapetos con dianas de distintos tamaños. A la derecha: los más novatos; a la izquierda: los más experimentados. No hay línea en el suelo que marque la posición, no hace falta. Se la inventan, se la imaginan. Poco a poco se van colocando a lo largo del recinto. Colocan las flechas, atraen la cuerda hacia la cara, apuntan y disparan. Una vez lanzadas tres flechas seguidas, el capataz grita: “Recoged que nos vamos” Y así continúan todas las tardes entre risas, demostraciones y mínimas rivalidades. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído