img_6384_copia
img_6384_copia

La sevillana Reyes Vila cumple un año este abril como juez decana de Jerez. Titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 desde 2003, ostenta además la responsabilidad sobre el Registro Civil de la ciudad. En su primer aniversario, abre las puertas de las dependencias judiciales, ubicadas en la Avenida Tomás García Figueras, para conceder una entrevista a La Voz del Sur.

Asentada en Jerez, confiesa que es juez por vocación: lo tuvo claro a los doce años. Estudió Derecho en Sevilla y antes de opositar le ofrecieron varias opciones y declinó las ofertas. Comenzó su carrera judicial en Rota en el año 99. En enero de 2003 aterrizó en el mismo juzgado donde se encuentra actualmente. Su despacho es adusto, apenas adornado con la bandera de España y Andalucía, y en cuyas paredes aún continúa colgado el cuadro de Juan Carlos I. Un detalle que, a ella, dice resultarle indiferente, “sabiendo que tenemos una monarquía parlamentaria y que no hay ningún problema”. Pese a que se define como una persona muy visceral en su vida privada, reconoce ser muy pragmática en su trabajo y nada megalómana.

Tras un año ocupando el cargo de jueza decana de Jerez, LVDS intenta romper la barrera de hermetismo y neutralidad de la que hace gala, para conocer sus consideraciones sobre asuntos que atañen al funcionamiento jurisdiccional, como las cláusulas suelo, los desahucios y los diferentes casos procedimentales abiertos a los políticos de la ciudad.

¿Qué medidas ha tomado para que mejore el funcionamiento de los Juzgados?

Como conozco bien a mis compañeros, sé de qué adolecen. He ido jurisdicción por jurisdicción y cada uno me ha planteado los problemas que se encuentra para desarrollar su función. Algunos son pequeños y se han ido solucionando, como por ejemplo liberalizar el teléfono del juez de guardia. Pedí un equipo de videoconferencia y ahora tenemos dos en el edificio, uno para jurisdicción civil y otro para penal. Otras peticiones más costosas no se han atendido. Sé que no hay recursos y que los que hay no se destinan a Justicia, así que con lo poco que hay se intenta paliar cosas que pueden parecer tontas.

¿Continuan a la espera de la Ciudad de la Justicia?

Ese proyecto no avanza por la carencia de recursos económicos, requeriría una inversión enorme. Es necesaria por la dispersión de las sedes, están desconectadas. Estamos apelotonados en este edificio que se creó para tres juzgados y llevamos cinco de Instrucción, cinco de Primera Instancia, el Juzgado de Violencia de Género, el Registro Civil y el servicio común. La Ciudad de la Justicia es necesaria para la nueva visión que se le quiere dar a la administración de justicia, le hace falta esa modernización, si se quiere poner en práctica la oficina judicial como está concebida. La última visita que realizó el consejero de Justicia y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, dijeron que eso estaba paralizado. Además, supongo que se acometería antes la Ciudad de la Justicia de Cádiz que la de Jerez, porque el problema de dispersión allí es mayor.
En el 2013 cerraron el turno de tarde del Registro Civil y continúa así.

En breve, el día 15 de julio está previsto que entre en vigor la reforma de la Ley de Registro Civil donde las competencias dejan de ser jurisdiccionales, entonces saldrían de los juzgados. Esas competencias se les atribuyen a los registradores mercantiles. Cuando se suprimió ese turno de tarde la idea era sacarlo de forma progresiva de la función jurisdiccional.

"La Ciudad de la Justicia es necesaria para la nueva visión que se le quiere dar a la administración de justicia, le hace falta esa modernización"

No se ha producido, por tanto, ningún colapso con la supresión del turno.

No, porque ya la mayoría de las gestiones del Registro Civil se pueden hacer por Internet. Lo que pasa es que muchas personas no están acostumbradas. De hecho las colas, salvo días puntuales, se han reducido bastante.

Usted intervino en el Foro Jurídico y habló, entre otros asuntos, de las cláusulas suelo y del desacuerdo entre los jueces sobre ésta.

Cuando yo hablé de eso, los juzgados de instancia interpretaban cada uno la norma como buenamente iban pudiendo. La doctrina de las cláusulas suelo se ha ido unificando mucho a partir de la sentencia del 9 de mayo de 2013 del Tribunal Supremo, ahí ya el Supremo sentó doctrina. Si bien es cierto que la jurisprudencia está sufriendo una evolución notable en ese sentido y ya hay juzgados y audiencias que están reconociendo, incluso, la retroactividad de la nulidad de esa cláusula, es decir, la recuperación de determinadas cantidades, son sentencias muy recientes.

¿Cuál era su interpretación?

Yo entiendo que de acuerdo con la sentencia del Supremo hay que establecer primero un control de transparencia. La cláusula suelo establece un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca inmobiliaria aunque los intereses ordinarios que se han acordado con la entidad financiera estén por debajo o bajen. Esa variabilidad puede jugar a favor o en contra del cliente. Si estableces ese tope realmente engañas al cliente porque no te permite bajar de ese tope. Cuando introduces esta cláusula en un préstamo de interés variable un ciudadano medio no lo entiende bien. Por eso se está fomentando la transparencia de esa y de todas las cláusulas abusivas que integran todos los préstamos, o contratos de financiación. Esta defensa del consumidor la abrieron los jueces de primera instancia amparados en la doctrina del Tribunal de Justicia Europeo y, a partir de ahí, ha devenido toda la jurisprudencia que dimanaba de los juzgados de primera instancia, hasta que el Supremo ha unificado esa doctrina.

Sé que no es competencia de su juzgado pero, como jueza decana, ¿qué le parece la postura que están tomando los jueces en cuanto a los desahucios en Jerez?

En Jerez, y en toda la función jurisdiccional, los jueces estamos obligados al imperio de la ley. La ley es la que hay y tenemos que aplicarla, no te la puedes inventar o decir me da pena de ese señor. Muchísimas veces hemos dictado sentencia en las que se acuerdan desahucios y mal llamados desahucios, las ejecuciones hipotecarias, que no son propiamente desahucios. El desahucio es realmente una ejecución hipotecaria o una ejecución no sólo hipotecaria, donde la garantía es la vivienda, en cuyo caso lo que se hace es que se lanza a la persona y por eso se le desocupa la finca. La ley es la que hay, los jueces no pueden saltársela, sería atentatorio al estado de derecho y no es deseable. La postura que adoptamos todos los jueces en Jerez es esa, la del sometimiento al imperio de la ley. No se acuerda una ejecución de sentencia y no se acuerda un lanzamiento de una familia porque los jueces quieran o dejen de querer, sino porque la ley dice que hay que hacerlo y se hace, con independencia del trasfondo social que eso conlleve, que corresponde no a los jueces, sino al poder legislativo solucionarlo. Son decisiones de naturaleza política, no judicial.

Puede parecer que a las personas que les resulta imposible hacer frente al pago de las hipotecas se les está criminalizando.

No lo creo en modo alguno.

La mayoría de esas personas no tienen la culpa de la situación actual.

Claro que no. Desgraciadamente, estamos en una fase económica compleja, en una situación en la que hay mucha precariedad de medios, donde muchas personas están atravesando situaciones duras, pero no se le criminaliza, sólo se le aplica la ley que hay porque no se puede hacer otra cosa. Si se impaga una deuda y la garantía que se puso fue una vivienda pues… La dación en pago aún no funciona, legalmente no está prevista. El banco puede llevarla a cabo si quiere, pero depende del acreedor.

El pasado 26 de marzo se aprobó la “Ley Mordaza”. ¿Qué opinión tiene sobre ésta?

Sé que se aprobó pero como no la conozco en profundidad porque no está publicada todavía, no le puedo decir, desconozco los términos concretos de la misma. Sé que entre otras medidas se aprobó la cadena perpetua, mal llamada revisable. No puedo opinar porque no conozco los términos de la nueva ley, porque no me la he estudiado, la verdad.

¿Qué le parece el desfile de políticos y exmandatarios que se están sucediendo últimamente por los juzgados de Jerez?

Gracias a Dios, este país es un estado de derecho, que creo que funciona, quizá no con la eficacia, rapidez o agilidad que se pretende, pero al final los tribunales de Justicia y la Justicia funcionan. El estado de Derecho permite que todos los ciudadanos seamos iguales ante la ley, con lo cual, los juzgados, los tribunales y la fiscalía hacen su trabajo y si se detectan comisión de delitos, da igual que sean políticos o ciudadanos, todos estamos sometidos al imperio de la ley y creo que esa es una de las patas fundamentales del estado de derecho, y esperemos que siga siendo así.

"Da igual que sean políticos o ciudadanos, todos estamos sometidos al imperio de la ley"

¿En qué fase procedimental cree usted que debe renunciar un cargo político a ese cargo en caso de ser imputado?

Creo que no es una pregunta que deba contestar un juez decano, creo que es una cuestión de naturaleza política o una opinión meramente personal. Excede del ámbito de mis competencias opinar sobre esa cuestión, es intrínseca a la naturaleza política, ética o personal de cada uno. Lo tendrán que decidir sus partidos o las personas conforme a su ética o incluso los ciudadanos respondiendo en las urnas que es donde les corresponde. La ley no le obliga a nada, como juez, hasta que no se dicte la sentencia que lo inhabilite para el desempeño de esa función. A lo mejor hay un cambio de legislación en este sentido.

¿Cree que debería producirse ese cambio de legislación en este ámbito?

No me lo he planteado.

¿Qué le parece que Pedro Pacheco esté en la cárcel condenado a 5 años y medio por dos enchufes y Pilar Sánchez haya sido condenada por utilizar fondos finalistas para el pago de nóminas del Ayuntamiento?

No me parece ni excesivo, ni corto, ni nada. Hay una sentencia dictada que ha puesto un órgano jurisdiccional después de una instrucción correctamente realizada y creo que ese es el baluarte del estado de Derecho. Hay una sentencia y un procedimiento con todas las garantías y, en consecuencia, como la sentencia está dictada, me remito a lo que pone la sentencia, que me parece estupenda.

A veces se producen diferentes interpretaciones de las leyes.

Diferentes interpretaciones sí, pero cuando ya la sentencia se ha puesto es definitiva, firme y la dicta un tribunal, sin perjuicio de estar pendiente a lo que resuelva el Tribunal Supremo, por tanto, yo no puedo opinar sobre la misma. Sí le digo que, tanto uno como otro, han tenido como todos los ciudadanos un procedimiento adecuado y unas garantías que establece el estado de derecho y que se han observado a rajatabla.

¿Qué opinión le merece la instrucción del caso Gürtel y su vinculación con Jerez?

Ese caso está pendiente de resolución judicial. Yo no puedo opinar sobre eso. Ni yo ni nadie. Están en una instrucción, sub júdice (en tramitación de un procedimiento) con lo cual no es opinable. Habrá que estar al resultado de las actuaciones judiciales que se desempeñen.

¿Y se podría usted pronunciar sobre el caso Urbanos Amarillos?

Menos todavía. Cuando hay una sentencia, al menos ya está puesta, pero este caso aún se está investigando.

Le pregunto por el ERE municipal. Las demandas individuales demuestran la improcedencia del procedimiento. ¿Cuál es su valoración?

Insisto sobre asuntos judiciales no opino, la función de un decano no es opinar sobre las cuestiones que son de naturaleza jurisdiccional. Está sub júdice y, en consecuencia, no voy a opinar sobre ello.

(Silencio)

Perdone que insista pero, ¿no puede valorar entonces temas de actualidad en Jerez?

Hay un procedimiento en trámite y cuando hay un procedimiento en trámite, considero que no hay que opinar sobre eso porque está en tramitación y ya le digo que en este país el sistema funciona fenomenal y hay muchas garantías, se trabaja todos los días y no hay que opinar sobre eso y menos un decano de Jerez.

Pero antes hemos estado hablando sobre los desahucios, por ejemplo.

Lo único que he dicho es que se aplica la ley que hay, y sobre las cláusulas suelo le he dicho lo que pone la sentencia.

En el caso del ERE municipal se aplica igualmente la ley pero las sentencias son en este caso contradictorias.

No voy a examinar el contenido de esas sentencias, entre otras razones, porque no las he estudiado en profundidad. Las cláusulas suelo sí, porque sí las he estudiado en profundidad por el órgano que ocupo, pero desconozco la materia de la jurisdicción social y por eso no puedo opinar.

Otros jueces dan su opinión sobre muchos casos de actualidad. ¿Usted considera que no deberían?

Los jueces opinan en sus resoluciones judiciales o, al menos, eso es lo que yo creo que deben hacer. Creo que los jueces no deben opinar, que deben trabajar y resolver caso a caso.

"Creo que los jueces no deben opinar, que deben trabajar y resolver caso a caso. Los jueces opinan en sus resoluciones judiciales"

Caso a caso, ¿cuál es el que más se repite?

Actualmente, depende de la jurisdicción. En la jurisdicción civil, lo que se repite son las cuestiones relacionadas con las cláusulas abusivas y la protección de consumidores y usuarios.

¿Cuánto tardan en resolverse?

Depende del órgano, del procedimiento, es variable. Ciertamente debería funcionar todo más rápido.

¿Qué opinión le merece la célebra frase del exalcalde "la justicia es un cachondeo"...?

Me parece fatal, pero es un ciudadano libre y dice lo que le da la gana. Pero no me parece correcto, ni bien.

¿Cree que le ha pasado factura el hecho de haber lanzado públicamente ese tipo de exabruptos?

Creo que no. La gente piensa que a los jueces en el desempeño de su función les influyen las funciones externas. El único sometimiento que tenemos es al del imperio de la ley.

¿Los políticos llaman a los jueces? ¿Les presionan de algún modo?

Yo le puedo decir que a mí nunca me ha llamado ningún político, nunca. Creo que puedo hablar por todos los que integramos la junta de jueces. Estamos menos presionados de lo que la gente opina. Estamos condicionados por el imperio de la ley con independencia de la valoración que cada uno de nosotros haga de ella, es la que hay y es la que aplicamos.

Lleva muchos años en Jerez y habrá coincidido con alguno de ellos.

Yo salgo poco. El que me tiene enfrente sabe cómo va a reaccionar el interlocutor, si es medio listo. A mí nadie me ha propuesto nunca nada deshonesto.

Si le dieran la opción de hacer un cambio legislativo, ¿cuál llevaría a cabo ahora mismo ante la realidad en la que nos encontramos?

Muchas, creo. A nivel de consumidores y usuarios creo que habría que hacer una sistematización de la normativa y hacer un código más desarrollado de protección de los mismos, más completa y reunificar mucha normativa que hay dispersa. Los ciudadanos tienen muchos derechos que no saben que tienen y podrían hacerlos valer.

"Los ciudadanos tienen muchos derechos que no saben que tienen y podrían hacerlos valer"

¿Les podría afectar, por ejemplo, a la hora de comprar una vivienda?

A la hora de todo, hasta de comprarse un jersey.

¿Hay algún caso del que se sienta orgullosa o que recuerde de forma especial?

No le puedo decir ningún caso estrella porque ni los he tenido ni me gustaría tenerlo. Estoy orgullosa de mejorar las cosas con la labor diaria. Cuando llegué a este juzgado era de los diez peores de España, era el mixto 4 y estaba fatal. Ahora creo que es de los mejores de la provincia, no voy a decir el mejor porque me parece muy soberbio. Por supuesto, la labor no es mía sola. Funciona fenomenal, rápido y eficaz y el Registro Civil va bien. Hay una masa silenciosa de jueces que trabajan muchísimo, y tiran de los juzgados para delante.

¿Usted cree que la gente tiene esa percepción de los jueces?

No se tiene y es muy injusto. Creo que los jueces trabajan muchísimo y no se les reconoce. Creo que de los países europeos, el nuestro es el que tiene la ratio mayor por habitante de trabajo. En el resto de Europa la proporción de ciudadano/juez es muchísimo más baja. Y los jueces se llevan el trabajo a casa, estudian y se actualizan.

Y los políticos, ¿les dan mucho trabajo?

No nos están dando mucho trabajo, nos lo da todo lo que haya que enjuiciar. Si se detecta que hay determinados asuntos que son delictivos habrá que perseguirlos, sean de quienes sean. Me da igual como se llame. Esa es la grandeza de la justicia, que todos seamos iguales ante la ley. Lo somos y ojalá sigamos siéndolo y por eso es por lo que hay que luchar, por la igualdad. Los poderes deben trabajar con independencia y la independencia del poder judicial es esencial.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído