Encarna Anillo, el flamenco como forma de vida para una artista precoz: "Si no te renuevas, mueres"

La cantaora gaditana comenzó a forjarse desde muy pronto en el mundillo, primero en el baile y luego en el cante. Junto a ella han actuado los más grandes del panorama 'jondo' y, desde hace unos años, está explorando nuevos caminos para innovar en su arte

La bailaora y cantaora Encarna Anillo es la imagen de la nueva edición del Festival Patrimonio Flamenco en Cádiz.
La bailaora y cantaora Encarna Anillo es la imagen de la nueva edición del Festival Patrimonio Flamenco en Cádiz. GERMÁN MESA
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Sabor del Sur Navidad.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Una carrera precoz entre el cante y el baile

Que Encarna Anillo (Cádiz, 1983) acabaría dedicándose al mundo del flamenco era un secreto a voces. Nació en una familia en la que todos sus miembros estaban ligados a este mundo y con apenas 6 años comenzó a dar sus primeros taconazos, apadrinada por el gran Chano Lobato. Con una habilidad innata para el baile no tardó en llamar la atención de grandes personalidades como Farruquito o Israel Galván que contaron con ella para actuaciones y celebraciones.

Con el tiempo, Encarna descubrió que también podía despuntar desde su faceta de cantaora y acabó convirtiéndose en una artista muy completa. Gracias a que se codeó con cientos de artistas pudo ampliar sus horizontes y desarrollar su carrera a partir de otros registros. También ha creado una página web en la que ofrecen clases gratuitas de flamenco y que ha tenido tanto éxito que ha llegado a aglutinar una auténtica comunidad con más de 70.000 suscriptores.

Además, este año ha tenido el honor de ser la imagen del Festival Patrimonio Flamenco de Cádiz, para el cual organizó un exitoso flashmob el pasado fin de semana y este sábado tendrá la oportunidad de actuar en el Teatro Falla para despedir este gran evento vinculado con la celebración, este 16 de noviembre, del Día Mundial del Flamenco, que recuerda cada año la designación por la Unesco del arte jondo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

¿De dónde nace su interés por el flamenco?

De mi familia. Todos y cada uno están dentro de este mundo porque mi madre tuvo sus coqueteos con el escenario e incluso fue actriz, mi padre es secretario de la Cátedra de Flamencología de Cádiz y mi hermano José es un cantaor profesional. Lo he vivido en mi casa desde siempre, no sabía ni dónde había nacido y ya estaba rodeada de flamenco. Se podría decir que fue una base de mi crianza.

¿Cúando empieza a bailar?

Desde que era muy pequeña. Mi madre siempre me dice que antes de andar ya bailaba, que me agarraba a ella y empezaba a mover las manos y cuando aprendí a caminar me empezaron a llevar por distintos barrios para disfrutar de grandes artistas como Chano Lobato o María la Coneja entre muchos otros. En aquel entonces no era consciente de lo que estaba aprendiendo pero es que para mí era un juego, una forma de divertirme. Con 5 años ingresé en la escuela de baile de Carmen Herrero. Eso fue en el mes de septiembre y en febrero me presentaron al concurso de tanguillos del carnaval y me llevé el primer premio.

encarna anillo
Encarna Anillo, el pasado sábado, ante la Catedral de Cádiz.   GERMÁN MESA
Encarna Anillo 1
Encarna Anillo se ha criado en una familia flamenca.  GERMÁN MESA
¿Fue ahí cuando decidió dedicarse al flamenco?

Podría decirse que sí. Yo era una vieja chica que sabía ya lo que quería hacer cuando fuera mayor y bailaba mis alegrías con bata de cola, mis bulerías, mis tanguillos... Hay vídeos guardados donde se me ve bailando con 5 o 6 añitos y los iremos colgando poquito a poco en redes.

"Mi madre siempre dice que antes de empezar a caminar ya bailaba"

¿Cúando añade el cante a su repertorio?

En mi primera comunión, con 10 añitos. Ahí compongo mi primera letra por bulería. Mi hermano que sabe mucho de esto me dijo que yo sabía cantar pero a mí me daba vergüenza. Al final me lancé, empecé a perder esa vergüenza y aquí estoy hoy.

Y a pesar de ser una niña comenzó a codearse con los más grandes del mundillo, ¿verdad?

Con 12 años me llamaron para cantar en una fiesta de la familia de Farruquito, ¡imagínate lo que es eso!. Dede entonces son más de 20 años de amistad con ellos. También participé en la Bienal de Sevilla con 15 años junto a Israel Galván, fui telonera del Lebrijano, actué con la Niña de la Puebla, la Paquera, Rancapino, Aurora Vargas, el Chino de Málaga... actué con todos los artistas imaginables y siempre era la atracción porque era la más pequeña.

¿Cómo vive una niña todo esto?

En parte sin enterarme demasiado. Hoy en día echo la vista atrás y soy capaz de comprender el grandísimo aprendizaje que tuve de la mano de tantos grandes maestros, pero en aquel momento era como un juego para mí.

Encarna Anillo 2
Ha trabajado con los más grandes artistas del mundillo.  GERMÁN MESA
¿En qué momento se pasa al cante en solitario?

Aproximadamente con 18 o 19 años. Ahí me fui a vivir a Sevilla y empecé a tener la intención de hacer lo mismo que hacía de pequeña pero de otra forma. Me apadrinaron Chano Lobato y Carmen Linares y a partir de ahí pude hacer muchos espectáculos con ellos, con Miguel Poveda, Eva la Yerbabuena, Juana la del Pipa, Andrés Marín... Ya llevo cinco espectáculos presentados en solitario y estoy muy contenta con su resultado.

¿Qué siente al dedicarse al flamenco de forma profesional?

Me siento orgullosa y afortunada. No todo el mundo puede decir que trabaja de lo que quiere y mucho menos que disfruta de lo que hace. Para mí esto de pequeña era un juego y ahora aunque sea mi actividad profesional en realidad es una suerte porque lo disfruto muchísimo. Suscribo las palabras de mi pianista Jesús Lavilla que me dice a menudo que cuando viajamos o tenemos que montar los espectáculos estamos trabajando, pero cuando subimos al escenario y hacemos lo que nos gusta no es trabajo en absoluto para nosotros.

En los últimos tiempos ha decidido ampliar sus horizontes, ¿no es así?

Para mí es muy importante no encasillarse porque creo que un artista que no evoluciona acaba muriendo. El hecho de que yo sea flamenca no significa que solo pueda cantar flamenco, por eso mi penúltimo trabajo, titulado 'Nací canción' es algo diferente porque me atrevo a sacar la versatilidad que llevo dentro. Lo realicé junto al guitarrista chileno Pituquete y en él expresamos la música de la cordillera de los Andes y de la Caleta. Gracias a conocerle pude pasar una década visitando Latinoamérica y conociendo a otros artistas así como el folclore de aquella tierra. Aprendí muchísimo y me lo acabé trayendo a mi terreno aunque no fue fácil porque allí no tenía dificultad en salirme de lo que había hecho siempre pero no sé qué me pasaba que al llegar a España me ponía trabas yo sola.

¿Está contenta con este giro que ha dado a su carrera?

Yo he aprendido muchísimo de flamenco, pero lo que me siento realmente es música. Por eso hoy en día puedo decir que me siento llena, feliz, probablemente como artista es el momento en que más realizada me siento.

"Probablemente como artista es el momento en el que más realizada me siento"

También está inmersa en otro proyecto que cuenta con gran éxito, ¿Qué puede contar acerca de Buscadores Flamencos?

Nació hace más de 6 años y durante la pandemia experimentó un crecimiento muy importante. Pituquete daba clases presenciales que luego tuvo que hacer online y tal fue las solicitudes que empezó a recibir que ya no daba a basto. La propia comunidad empezó a pedir que yo participara también en el canal y por eso Buscadores de Guitarra pasó a llamarse Buscadores de Flamencos. Ahí ofrecemos tutoriales para aprender flamenco de verdad y la verdad es que está gustando muchísimo y hemos conseguido crear una comunidad bastante grande con más de 70.000 suscriptores.

¿Ahora que es madre considera que su carrera profesional afecta a la vida personal?

Obviamente la situación ha cambiado, pero nunca he tenido problemas para compaginar mi vida profesional y personal. Al final soy una persona sociable pero también muy tranquila y casera así que no tengo grandes problemas. Como mi pequeño nació durante la pandemia no me he perdido un solo momento con él y he podido vivir estas etapas que ya nunca vuelven. Ahora la cosa se complica un poco pero lo único que hay que hacer es reorganizarse.

Flashmob Cádiz
Realizó un flashmob en la plaza de la Catedral de Cádiz.  GERMÁN MESA
¿Siente orgullo de ser la imagen del Festival Patrimonio Flamenco de Cádiz?

Muchísimo. Es un honor que el Ayuntamiento de Cádiz confiara en mí de esta forma y que me encargara el flashmob que hicimos el pasado sábado en la plaza de la Catedral. Fue algo maravilloso, lleno de amor y en el que se volcaron cientos de personas, tanto las más de 300 que bailaron con nosotros como otras tantas que acudieron a verlo. Pituquete compuso un tanguillo a Chano Lobato y a partir de él hicimos la coreografía que todo el mundo pudo seguir. Así, de paso, dimos un homenaje a Chano que es un grandísimo artista, es Cádiz.

Y este sábado toca celebrar la clausura nada más y nada menos que en el Falla

Me estoy cargando de energías para un momento tan especial. Antes de las actuaciones me siento como si fuera una oruga, descansando para cuando llegue el gran momento de volar como una mariposa. Estoy tremendamente contenta y motivada por todo lo que he vivido y lo que me queda por vivir aún.

Sobre el autor:

Pablo Mata

Pablo Mata

Periodista, graduado en la Facultad de comunicación de Sevilla en el año 2020. Miembro de la Asociación de Prensa de Jerez. He hecho prácticas y colaborado en varios medios para ganar experiencia. También escribo en mi propio blog sobre mi pasión, el deporte, y ahora tengo la oportunidad de aportar mi granito de arena en lavozdelsur.es.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído