Ubrique: ofertas de trabajo y bolsos de lujo en la provincia con más paro de España

Eusebio Romero junto a su hija Julia, durante la entrevista concedida a lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.
Eusebio Romero junto a su hija Julia, durante la entrevista concedida a lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

"Nuestra crisis fue antes (entre el 2000 y el 2005) que la de España de 2008", apunta Manuel Venegas (Ubrique, 1986), trabajador de compraventas en Hermepiel S.L.—fábrica de artículos de marroquinería que nace en la localidad serrana en 1979 en un lagar con dos trabajadores y que hoy tiene una plantilla de 200—. "Cuando el país se sumió en una crisis económica, nosotros (el mercado de la piel en Ubrique) empezamos a recuperarnos", continúa a lavozdelsur.es, durante Made in Ubrique, un nuevo encuentro entre productores locales y compradores internacionales de Francia, Reino Unido, Suiza, Austria y Grecia, donde se produjeron un total de 150 reuniones bilaterales, en el centro tecnológico de la piel de Ubrique.

Ubrique es el segundo pueblo más rico de la Sierra de Cádiz, después de El Bosque, debido a su larga tradición y profesionalización en la industria de la piel. En total, entre Ubrique y Prado del Rey (localidad vecina que se engloba dentro del concepto "piel fabricada en Ubrique") hay casi 400 empresas dedicadas al sector. Se estima que esta industria genera unos 5.000 empleos directos y 1.000 indirectos.

Una máquina de bordado en el centro tecnológico de la piel de Ubrique. FOTO: MANU GARCÍA.

En la actualidad, al ser un sector en auge, la mayoría de las empresas ubriqueñas ofertan puestos de trabajo. Pero también hay quienes se reinventan y, desde dentro de la Sierra, crean nuevos empleos. Es el caso de Ángeles Sánchez (Ubrique, 1962), que fundó Auténtica Piel S.L.U, una fábrica de cinturones, collares y correas para mascotas y relojes de piel, en el año 2013. "Llevo trabajando en el sector desde hace cuatro décadas, y como vi que estaba repuntando, que la marroquinería estaba tomando peso, decidí hacer algo distinto y emprender", cuenta a lavozdelsur.es.

La fábrica ubriqueña de Ángeles, que cuida con mimo el acabado de los cinturones de piel, tiene una plantilla de 10 empleados y trabajan para marcas internacionales como Lottusse, Ladran Gaucho y Elliot Rhodes, entre otras. "Vamos creciendo lentamente, pero sin ningún obstáculo", destaca la directora de Auténtica Piel S.L.U. Más recientemente, en enero de 2016, Ana Holguín (Colombia, 1979) construyó Aferleather S.L., su consultoría de control de calidad, en el corazón de la localidad serrana "por pura necesidad". "Ninguna empresa de Ubrique ofrecía este servicio", indica la colombiana. Por lo que vio una oportunidad de negocio que no existía y que era de extrema necesidad para el crecimiento de la industria en la provincia de Cádiz.

"El 95% de los clientes son extranjeros y Ubrique no es accesible, no está bien comunicada. No hay medios necesarios para llegar a Ubrique. Entonces, nosotras ejercemos de intermediarias entre productores y compradores", explica Ana. "Somos la puerta para los clientes extranjeros que no tienen cómo llegar a Ubrique. Somos sus manos y sus piés", enlaza su compañera Soledad Benítez (Cáceres, 2016). Ambas están al frente de la consultoría que genera más de 200 empleos indirectos.

Gracias a la reciente intervención de Aferleather S.L. en la industria de la marroquinería en Cádiz, el número de ventas de exportación no ha parado de crecer. Reinventarse significa crecer, evolucionar en un sector tran tradicional y arraigado en el pueblo serrano. De esto sabe Eusebio Romero (Prado del Rey, 1963), que en 1994 constituyó Alep Interpiel S.L., junto a otras 30 pequeñas empresas dedicadas a la piel. "La unión hace la fuerza", resalta. Y es que en momentos de altibajos, tras la crisis del 92, los pequeños fabricantes y empresarios empezaron a movilizarse para sobrevivir. "Fue entonces cuando empezamos a trabajar con El Corte Inglés, porque gracias a ser un colectivo formado por muchas empresas, podíamos dar un gran muestrario", comenta.

Desde Alep Interpiel S.L. trabajan para firmas locales de Inglaterra, Australia, Estados Unidos... Eusebio, como Manuel, sabe que la crisis sobrecogió a la industria de la piel del Sur de España a principios del 2000. "Los cimientos del sector se empezaron a tambalear en el 2002, con la llegada de la globalización", señala. Y es que las firmas se marcharon a fabricar a China, Italia, Marruecos... "Pero es a partir de 2008, en los años de crisis nacional, cuando hay una tendencia por parte de las firmas extranjeras de volver a trabajar con nosotros, por cuestiones de distancia y calidad", explica el gaditano, que se encuentra acompañado de su hija (y traductora) Julia, de 14 años de edad.

Un hombre trabajando el cuero en Ubrique. FOTO: MANU GARCÍA.

En el encuentro de la misión inversa Made in Ubrique, se destaca que Francia es el principal importador de productos de marroquinería en España. Le siguen, Italia, Portugal y Reino Unido, con unos índices de exportación de España a dichos países que varía entre el 8 y el 6 % mientras que país galo concentra el 30% total de las remesas, según los datos aportados por Movex. Además, existe ahora una tendencia en el sector de la moda y el lujo, y es que se están abriendo nuevos canales de comercialización, tiradas más cortas y exclusivas y productos que incorporan técnicas innovadoras y nuevos materiales que conviven con la piel de cuero, de cocodrilo o de serpiente, como son los materiales del mercado vegano: como el mimbre, el papel, el lino, la piel de piña o el neopreno.

En Avana Piel S.L., fundada en 1999 por el ubriqueño Juan María Menacho, trabajan el cuero, nailon, lona, papel, acetato, lino, yuta... Para marcas de lujo internacionales, en su mayoría, francesas: Jeanne Lanvin, Pierre Hardey, Paule Ka, Rosa Allegra y The Kooples, entre otras. "Las grandes marcas apuntan a la calidad, y aquí, en Ubrique, es lo que encuentran", dice Sabina Vargas (Sevilla, 1979), trabajadora en la empresa dedicada al diseño y fabricación de bolsos y pequeña marroquinería de calidad. "Nosotros le damos el toque humano, hacemos que el producto, a través de la artesanía, sea único", añade.

Empresas como Carolina Herrera, Louis Vuitton, Chicé, Gucci o OneSixOne trabajan codo con codo con la localidad serrana para sacar un producto exclusivo y 100% de calidad. Ubrique, con una población de 16.683 habitantes y una tasa de paro que va en descenso desde 2012, con 2.221 de parados registrados en el mes de septiembre de este año, vive su mejor momento a nivel económico, con el florecimiento de nuevas empresas, la diversificación del negocio y el crecimiento de las exportaciones.

Sobre el autor:

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído