Un hotel de Conil deja tirados a 46 empleados fijos discontinuos a los que no incluye en su ERTE

CCOO denuncia ante la Inspección de Trabajo la precaria situación en la que quedan estos empleados, y recurre también a la intermediación del Ayuntamiento conileño

Vista del hotel de Conil, en una imagen de Trivago.
Vista del hotel de Conil, en una imagen de Trivago.

CCOO ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la situación que está generando la empresa Fagaca, SA, que tiene un único establecimiento en la provincia de Cádiz, el Hotel Garbí Costa Luz, en Conil de la Frontera. La empresa, tras las muchas gestiones realizadas por este sindicato, se comprometió a realizar un ERTE de fuerza mayor para los trabajadores fijos discontinuos que todavía no estaban incorporados, y cuya fecha de llamamiento estaba prevista para primeros de abril, antes de la Semana Santa: un total de 46 trabajadoras y trabajadores.

Con fecha 21 de abril, les llega la resolución de la Consejería de Empleo por la que se resolvía y quedaba constatada la fuerza mayor alegada por la empresa, a fin de que procediese a la suspensión de contratos con efecto desde la obligación de suspensión o cancelación de actividades como consecuencia de la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

El sindicato recuerda que le ha estado comunicando, de forma reiterada, que tiene que dar de alta a todos sus trabajadores a fecha de los llamamientos, ya que "sin este requisito no se les puede reconocer la afectación del ERTE de fuerza mayor. Para que se les reconozca el desempleo (art. 25.1 del RD Ley 8/2020 de 17 marzo y disposición final octava punto 3 párrafo segundo del apartado a) del RD Ley 15/2020) desde las fechas de llamamiento, es necesario que estén de alta desde esas fechas a fin de poder proceder a la suspensión".

Mismo trámite que han realizado todas las empresas hoteleras para que sus trabajadores se puedan beneficiar de las medidas extraordinarias decretadas por el Gobierno. La última en hacerlo, y por el mismo caso, aquí descrito, fue la cadena Hipotels, que el viernes pasado procedió a dar, con carácter retroactivo a fecha de sus llamamientos, de alta en la seguridad social a sus trabajadoras/res.

La empresa está dejando claro, a juicio de CCOO, "lo poco que le importan sus trabajadores y que, ante las situaciones tan complicadas y dramáticas que están viviendo, no ponga en valor el trabajo de sus empleados y no proteja su bienestar ni su medio de vida". Para este sindicato, "esta es una de las formas más erróneas, irregulares e innecesariamente lesivas de acometer esta crisis, máxime cuando se han habilitado por parte del Gobierno medidas tendentes a paliar esta situación, tanto en relación a las empresas como en relación a los trabajadores/as y al empleo".

Se ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Conil esta situación y "estamos a la espera de que realicen las oportunas gestiones y eviten que el empleo y la supervivencia de sus ciudadanos se resienta".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído