Las pequeñas agencias de viajes, "desamparadas" y afrontando reembolsos que no les corresponden

Manuela y Juan regentan Viajes Guadalcacín, una de las 4.000 agencias independientes que hay en todo el país, y que está soportando gastos adicionales por la cancelación de paquetes turísticos

Juan, cerrando la oficina de Viajes Guadalcacín. FOTO: MANU GARCÍA
Juan, cerrando la oficina de Viajes Guadalcacín. FOTO: MANU GARCÍA

Manuela y Juan decidieron, hace seis años, abrir su propia agencia de viajes. Una pequeña, manejable, desde la que poder organizar las escapadas y vacaciones de sus vecinos. Ellos viven en Guadalcacín, una Entidad Local Autónoma de Jerez, con poco más de 5.000 habitantes, aunque el trabajo duro y las muchas horas que le han dedicado al negocio desde entonces hace que ahora tengan clientes de la entidad local y del municipio jerezano, aunque también de localidades a lo largo y ancho de la provincia de Cádiz.

“Estamos abandonadas”, se queja Manuela Moreno, propietaria de Viajes Guadalcacín, en referencia a un sector que está soportando importantes pérdidas. En su caso, hasta asumiendo devoluciones a clientes que han cancelado sus viajes. “Las agencias minoristas estamos abandonadas”, insiste Manuela. Desde el inicio del estado de alarma solo trabaja para tramitar cancelaciones y ejecutar reembolsos, con fondos propios, “que no nos corresponden”. Pero lo hace por el trato cercano que tiene con sus clientes, muchos de ellos vecinos y conocidos. “Tenemos un trato muy familiar y estamos acostumbrados a reembolsar el dinero”, cuenta, por lo que “estamos devolviendo cantidades importantes que no nos corresponden”.

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) alerta de que la gran mayoría de agencias de viajes no pueden asumir los costes mensuales que conlleva la apertura de sus oficinas, ya que la actividad turística continúa paralizada, por lo que pide al Gobierno que amplíe la aplicación de ERTE (Expedientes de Regulación Temporales de Empleo) por fuerza mayor al menos seis meses y que cree un fondo para el turismo, para no poner en peligro los 70.000 empleos que aporta el sector.

La agencia de Juan y Manuela lleva dos meses cerrada. FOTO: MANU GARCÍA

“Nos ha costado seis años levantar la agencia de viajes, trabajando mucho la zona y dando un buen servicio, para que ahora nos veamos desamparados”, se queja Manuela, de Viajes Guadalcacín. “Estamos en tensión, sufriendo porque no sabemos qué pasará con el negocio”, relata. “Según la Ley, nuestros proveedores nos pueden dar un bono para que el cliente haga una nueva reserva cuando se pueda viajar, pero nos vemos en el compromiso, porque muchos de nuestros clientes son conocidos, autónomos o en paro, gente que ha tenido que cerrar su negocio y les interesa más el dinero que un bono. Pues lo reembolsamos”, añade.

Organizaciones de consumidores como Facua o la OCU animan a los clientes a reclamar el importe de los paquetes turísticos contratados, algo que afecta a pequeñas agencias como la de Manuela y Juan. “Somos un sector muy desprestigiado, dicen que las agencias de viajes no queremos devolver el dinero. Lo pasamos mal, nosotros somos los primeros que queremos reembolsar”, señalan desde Viajes Guadalcacín, una pequeña agencia que no sabe cuando volverá a abrir sus puertas. “El turismo va a ser el último sector en recuperarse, la gente no va a tener ganas de viajar…”, lamenta Manuela. “Ahora no tenemos nada que vender, con las fronteras cerradas, los hoteles, los museos cerrados… ¿qué vendo?”. Mientras tanto, los gastos de alquiler y suministros se siguen acumulando, y aunque ha percibido la prestación por cese de actividad, “son muchos gastos”.

España tiene unas 4.000 agencias de viajes independientes que, en estos momentos, temen por su supervivencia, ya que están obligadas a devolver un dinero que ya no está en su poder, sino en el de los proveedores. Cuando acabe la crisis, está por ver la respuesta de los clientes, cuya tendencia en los últimos años ha ido a la baja. Solo un 22% de los usuarios se decantan por reservar sus vacaciones a través de agencias, mientras que el 33% lo hacen online y un 45% directamente a través del vendedor, según datos del barómetro Braintrust. La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), en una reunión reciente, pedía a las Administraciones que protejan la sostenibilidad económica de las empresas de agencias. Como la de Manuela y Juan, que aun no saben cuando reabrirán. Ni en qué condiciones.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído