Enclavados en pleno centro histórico, al abrigo de esas murallas que un día enmarcaron la antigua medina musulmana, los baños árabes de Jerez se han convertido en un oasis para huir del estrés del día a día. 

Entre el numeroso legado que los árabes dejaron en España, el de la cultura del agua ha sido el principal. Para ellos era un don divino con el que buscaban sabiduría y pureza. De sobra conocido es que Jerez contó con unos baños árabes en la antigua mezquita que hoy alberga el conjunto monumental del Alcázar. Siglos después de aquel hammam, la ciudad ha vuelto a contar con unas instalaciones donde relajar cuerpo y mente gracias a las propiedades de las aguas termales.

Virginia González, jerezana, estudió Sociología en Granada. Su paso por la ciudad de la Alhambra le sirvió también para conocer el primer baño árabe moderno en la península, que abrió sus puertas cuando el siglo XX se aproximaba a su final. Le gustó lo que vio –y lo que vivió- y su afán emprendedor hizo el resto. Decidió apostar por su ciudad natal y por un centro histórico que a principios del nuevo siglo se prometía próspero gracias al proyecto de la Ciudad del Flamenco. No le faltó “un punto de locura”, reconoce hoy. “Si entonces hubiera sabido lo que es ser empresario en España a lo mejor no habría montado el negocio. Pero me gustaba la idea que tenía y la idea de emprender”.

No sin problemas, derivados de la maldita burocracia que afecta, sobre todo, a los pequeños empresarios, y después de acondicionar a fondo una finca en el número 6 de la calle Salvador, en plena zona donde Jerez empezó a convertirse en ciudad, nacía Hammam Andalusí, un lugar que parece sacado de un relato de Las Mil y una Noches. Aquí, el objetivo no es otro que olvidarse de los problemas del día a día por un rato. “Aquí siempre ves cambiar las expresiones, es lo que más destaco y con lo que más disfruto. Nuestros clientes llegan con una cara y salen con otra, que refleja el buen rato que han pasado, su satisfacción, su bienestar, su relajación...”, afirma Virginia, tras once años al frente de un negocio que sigue renovándose y que ahora ha cambiado su imagen corporativa de la mano del diseñador Daniel Diosdado.

Un regalo diferente para Reyes Magos

Tanto si se tiene pareja como si no, disfrutar de una sesión de baños árabes es una experiencia que al menos hay que vivir una vez en la vida. Nos adentramos con Virginia González en el hammam para conocer alguna de las muchas posibilidades que ponen a disposición de sus clientes para pasar un rato de placer, paz y tranquilidad.

Especial Navidad (baño+masaje 15’+aromaterapia+té)

Hasta el mismo 6 de enero, a través de su página web, o antes del día de Reyes, ya sea por teléfono o acudiendo a las propias instalaciones en calle Salvador o en el stand montado para la campaña de Navidad en el centro comercial Luz Shopping, Hammam Andalusí ofrece un pack especial para regalar al que prácticamente no le falta de nada y del que podrás hacer uso cualquier día que quieras de 2017, pues tiene un año de validez.  

Consiste en un circuito termal de agua caliente, templada y fría, de hora y media de duración, en cuyo transcurso se disfruta también de un masaje de quince minutos con aromaterapia (con una amplia variedad de mezclas de aceites esenciales que aportan propiedades diversas a los masajes, ya sea para buscar una mayor relajación, eliminar contracturas e incluso para buscar un punto de sensualidad),  y de un delicioso té a la menta siguiendo la elaboración tradicional de Marruecos. “Se ha convertido en nuestra seña de identidad. Nuestros clientes no conciben ya la visita sin nuestro té”, indica Virginia. El precio de esta oferta es de 70 euros la pareja.Baño Andalusí + Argán caliente

En uno de sus viajes a Marruecos, previos a la apertura del negocio, para empaparse de la cultura del baño árabe, Virginia descubrió la auténtica esencia del hammam, un tratamiento que ha querido trasladar a Jerez y que se encuadra dentro de los especiales que ofertan los baños árabes, pensados para disfrutar en pareja.

Con una duración de dos horas y media, empieza con una hora para disfrutar de los baños de contraste, a lo que le sigue el rito tradicional de la exfoliación corporal (el gommage) y una mascarilla facial y corporal. El cliente, tras salir de las piscinas, accederá a una sala equipada con dos camillas de mármol calefactado y una fuente de agua caliente, donde primero prepararán su piel con un jabón natural de aceite de oliva y eucalipto. A continuación disfrutará la exfoliación corporal completa, que se realiza frotando toda la piel del cuerpo con un guante especial que eliminará la piel muerta. Después recibirá una cobertura completa de arcilla volcánica (ghassoul), que se dejará actuar durante unos minutos, al igual que la mascarilla del rostro. Tras enjuagar la arcilla, se le aplicará una cobertura de aceite de argán, disfrutará del genuino té de menta y por último recibirá un masaje de 30 minutos. “Sales literalmente volando de aquí”, afirma Virginia. El precio de dicho tratamiento es de 195 euros la pareja o de 105 euros una persona.Ritual del amor

Si lo anterior aún te ha sabido a poco, o si directamente quieres conquistar a tu chica –o seguir conquistándola, para que la llama no se apague- el ritual del amor es lo tuyo. Durante más de cuatro horas, incluye el mismo tratamiento anterior (baño, exfoliación corporal, mascarilla corporal a elegir) pero se le añade un masaje de una hora a base de piedras calientes y frías. Para redondear tu experiencia, disfrutarás de un almuerzo o cena, regado con cava, en la terraza del hammam, con preciosas vistas a la Catedral de Jerez. El precio, 350 euros la pareja. ¿Se puede pedir algo más?

Lo más sencillo también tiene su encanto

Si tu economía es limitada, o si prefieres adentrarte en el mundo de los baños árabes de una manera económica antes de disfrutar de otros tratamientos, Hammam Andalusí ofrece sesiones de 90 minutos que incluyen el circuito de baño completo más té por 50 euros la pareja (25 euros una persona). Si a los baños le quieres añadir masaje, la oferta es de 35 euros el de 15 minutos (por persona, 70 la pareja) o de 55 euros el de 30 minutos (110 dos personas).Además, Hammam Andalusí pone a disposición sus instalaciones para celebrar en su terraza diferentes eventos como bocas, bautizos o fiestas privadas.

 

Hammam Andalusí se encuentra en la calle Salvador, 6 de Jerez. Horario de apertura, de 10 a 22:00. Los clientes solo tienen que llevar su traje de baño y las chanclas para la ducha. No se permite la entrada a menores de 12 años. Los menores de 16 deberán venir acompañados de un adulto.

Las reservas se pueden concertar en el 956 349 066, por correo electrónico info@hammamandalusi.com o a través de su web

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído