Las crisis económicas son periodos temidos por cualquier país. A pesar de que se generan de manera increíblemente rápida, salir de ellas requiere de un tiempo y unas medidas económicas concretas que no siempre son beneficiosas para todos.

 

Sin embargo, los periodos de crisis también son oportunidades para los emprendedores y aquellos que logran ver hacia qué dirección se dirige la sociedad. En muchos casos, estas etapas de inestabilidad pueden aprovecharse para seguir formándose o aprender sobre esas áreas de conocimiento que, pese a que nos atraen, nunca hemos prestado el tiempo suficiente.

En este sentido, uno de los estudios más demandados por las oportunidades laborales que ofrece son los másteres de Administración de Empresas. Son muchas las universidades y Escuelas de Negocios que ofrecen este tipo de estudios superiores. Sin embargo, también están otras instituciones, como la Cámara de Comercio de Málaga, con su oferta de hace más de un década del Máster MBA en Málaga con el fin de democratizar el acceso a este tipo de estudios, algo que se puede ver en la web.

Por qué estudiar un Máster en Administración de Empresas

A diferencia de otros estudios, el Máster en Administración y Dirección de Empresas es multidisciplinar. Dado que su objetivo se orienta hacia el aprendizaje de la gestión y los recursos empresariales, cualquier ámbito puede aplicar los conocimientos de este tipo de estudios. Por ello, es compatible con diversos estudios de grado universitario que se hayan realizado.

  1.  

     

    Aprende a cómo emprender

Aunque a veces lo olvidemos, las crisis son oportunidades para emprender y hacer las cosas de diferente manera. Dado que las grandes empresas no ofrecen tanta oferta laboral como antes, llega el momento de ponerse a trabajar en el ingenio y, por supuesto, el emprendimiento como una nueva actividad económica.

Sin embargo, antes de crear una empresa desde cero es necesario partir de unos conocimientos específicos, ya que el mundo empresarial es todo un entramado de mecanismos y herramientas diversas que desde fuera puede ser incomprensible. Al fin y al cabo, una empresa busca ser productiva, y para poder alcanzar ese fin es preciso conocer cómo funciona el mundo empresarial y cómo se debe gestionar exitosamente un modelo de negocio.

  1.  

     

    Salidas laborales en diversos campos

     

     

Conocer sobre gestión y administración empresarial es una tarea básica para todo el que quiere trabajar en empresas, ya sea la suya o por cuenta ajena. Por ello, este máster es aplicable a diversos ámbitos laborales, como Marketing y Ventas, Recursos Humanos o para aquellos profesionales que trabajan en un estudio de arquitectura, un despacho de abogados o una farmacia, por citar algunos ejemplos. Sin olvidar, que los ingenieros ocupan un porcentaje muy alto en las aulas de los MBA por su interés en incrementar sus competencias en gestión empresarial para materializar ideas de negocio a partir de sus conocimientos técnicos y tener una visión holística de la empresa.

 

Por lo tanto, cualquier empresa precisa de una gestión eficiente. Dicha eficiencia no sólo se encuentra en los altos puestos directivos, sino en cualquiera de sus empleados con talento especializado. Las empresas buscan personas con conocimientos prácticos que puedan aplicar en su día a día. Por ello, este tipo de estudios puede ser una salida para aquellos que se encuentran en la búsqueda de nuevas oportunidades de mercado

 

 

 

 

 

  1.  

     

    Actitudes básicas para cualquier empleo

     

     

 

Además de transmitir los conocimientos básicos sobre el funcionamiento de las empresas, estos estudios aportan otras herramientas relacionadas con las capacidades del individuo para desarrollar su trabajo. Así, cuestiones como el liderazgo, saber sacar el máximo provecho a los recursos o servicios que prestamos o aumentar la productividad, no sólo económica sino laboralmente, son algunos de los temas que toda empresa debe tener presente.

 

Las Escuelas de Negocio y la Nueva Normalidad

 

Al igual que en el resto de España, las Escuelas de Negocios de Andalucía se enfrentan este curso a una situación nunca antes vista. Sin embargo, y a pesar de la incertidumbre, todas ellas han apostado por seguir impartiendo cursos y másteres con el fin de ofrecer oportunidades en estos tiempos convulsos.

 

En esa misma línea, la Cámara de Comercio de Málaga, que cuenta con reconocimiento internacional, busca sobre todo que los alumnos sean capaces de desenvolverse en el ambiente empresarial, por lo que gran parte de sus estudios se concretan en la práctica y en experiencias empresariales. De este modo, el alumno podrá “desarrollar sus propios patrones de éxito y de fracaso que podrá aplicar en el desarrollo de sus funciones profesionales” señala el Director de Máster, Miguel López Ferreras.

 

De hecho, la experiencia profesional es un pilar fundamental antes de emprender un proyecto personal. Por ejemplo, el objetivo primero de la Cámara de Comercio es ofrecer estudios a los jóvenes o emprendedores de cualquier edad para que, de este modo, adquieran "los conocimientos prácticos, las habilidades técnicas y las aptitudes para asumir riesgos y tomar decisiones en los distintos cargos directivos y de responsabilidad de la empresa", algo en lo que coinciden la mayoría de las Escuelas de Negocios de España.

 

Para acceder a este tipo de estudios se necesita cumplir alguno de estos requisitos: ser licenciado en alguna carrera universitaria, trabajar como gerente o directivo en una empresa con una antigüedad de 3 años o ser emprendedor. A partir de aquí, y tras  superar la entrevista personal que sirve para valorar si el perfil del aspirante es apto para ser alumno del MBA, comenzará la experiencia de estudios en el master.

 

El alumno aprenderá a diseñar un plan de marketing, enfrentarse a una estrategia empresarial, desarrollar habilidades de liderazgo, conocer la legislación laboral vigente o ahondar en el análisis financiero, todo éso, a través de una metodología práctica bajo la guía de especialistas en cada una de las áreas.

 

Dadas las circunstancias actuales, se suma el hecho de que numerosas empresas han apostado por el teletrabajo, de manera que cabe la posibilidad de que los alumnos dispongan de un horario más flexible y aprovechen esta nueva normalidad para adquirir conocimientos actualizados y habilidades que provoquen un impacto positivo en su futuro profesional y empresarial.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído