Un teatro y un hotel en el edificio diseñado por Aníbal González que antes fue un cine X en Sevilla

El inmueble fue declarado en ruinas en 2014 y adquirido unos años después por el empresario madrileño Emilio Castillejos Montes

Un momento de la retirada del cartel del antiguo cine X de la calle Trajano de Sevilla.
Un momento de la retirada del cartel del antiguo cine X de la calle Trajano de Sevilla.

El antiguo cine X de la calle Trajano de Sevilla cerró sus puertas a principios del siglo XXI y fue declarado en ruinas en 2014. El edificio, diseñado por el arquitecto Aníbal González, forma parte del catálogo de Bienes de Interés Cultural (BIC), y pertenece al empresario madrileño Emilio Castillejos Montes, propietario de la empresa Ocean Falcon, que anunció hace unos años su intención de rehabilitarlo, que ahora se encuentra en plena fase de tramitación burocrática.

Después de que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, adscrita a la Consejería de Cultura, reclamase a los promotores del proyecto destinado a reconvertir en un teatro y hotel el edificio del número 22 de la calle Trajano y número 29 de la calle Amor de Dios, que albergaba la antigua y emblemática sala de cine X, una reforma del diseño inicial de dicha actuación para el "mantenimiento de los elementos constructivos, los materiales y la ornamentación originales, dicho organismo ha resuelto que la nueva documentación aportada por la empresa "no da respuesta" al requerimiento.

Según el acuerdo aprobado por la Comisión el pasado 27 de enero y recogido por Europa Press, la reforma aportada por los promotores del proyecto "no da respuesta al tema central del acuerdo de 3 de junio de 2020, porque se desconoce el alcance de la intervención propuesta". Por ello, la Comisión Provincial de Patrimonio requiere a la empresa promotora "la definición a nivel de proyecto de ejecución en el ámbito del patio de butacas y el sótano propuesto, así como de las sustituciones, refuerzos o recalces del resto del inmueble".

"Dicha documentación debe poner de manifiesto los medios empleados para el mantenimiento de los elementos constructivos, los materiales y la ornamentación originales que restan en el edificio y su nivel de definición debe satisfacer los requisitos del artículo 22 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, no alcanzados por el anexo objeto del presente informe", se detalla en el acuerdo alcanzado. Para cumplir con todo lo expuesto, según se precisa en el documento, los promotores del proyecto habrán de entregar "un estudio paramental", tras el cual la Comisión de Patrimonio se pronunciará de nuevo.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído