Mihai vive en Sevilla desde 2009 y pide ayuda para volver a su ciudad en la frontera con Ucrania

Este hombre está operado del corazón, es viudo y tiene dos hijos y una hija en Rumanía, que viven junto a sus nietos. "Mi familia no duerme por la noche desde que estalló la guerra", asegura

Mihai en una foto reciente.
Mihai en una foto reciente. MAURI BUHIGAS

Mihai Topoliceanu viste con corbata y abrigo elegante. Se encuentra sentado, junto a su bicicleta, en la puerta de la Iglesia de San Pedro de Sevilla. En noviembre cumplirá 65 años y lleva 13 fuera de su país, Rumanía. Sobrevive en la capital hispalense desde entonces con lo que consigue en las puertas de la iglesias.

Mihail sentado junto a su bicicleta en la entrada de la Iglesia de San Pedro de Sevilla.
Mihail sentado junto a su bicicleta en la entrada de la Iglesia de San Pedro de Sevilla.   MAURI BUHIGAS

Desde que estalló la guerra entre Ucrania y Rusia, Mihai no descansa debido a la proximidad de la ciudad donde vive su familia con la frontera ucraniana. Cristești es una comuna en el condado de Mureș, Transilvania, próxima a Moldavia y cercana a la frontera con Ucrania, por lo que el conflicto es notable. "Tengo necesidad de volver a mi país porque mi familia está cerca de Ucrania", afirma este hombre, que está operado de corazón y lleva un marcapasos.

El 4 de abril cogerá un vuelo Sevilla-Bucarest y necesita ayuda económica para sufragar los gastos de desplazamiento y la prueba PCR 48 horas antes de partir. Su mirada es la de un padre preocupado por sus tres hijos y un abuelo pendiente de sus nietos, que mira al cielo por la ausencia de su mujer fallecida. "Tengo dos hijos de 45 y 38 años, y una hija de 35, que no tienen pasaporte para viajar", revela Mihai, que reconoce que le gustaría traer a su familia a España.

Mihai muestra su documento de identidad y señala su ciudad natal.
Mihai muestra su documento de identidad y señala su ciudad natal.   MAURI BUHIGAS
Mihai durante la entrevista con lavozdelsur.es
Mihai durante la entrevista con lavozdelsur.es.   MAURI BUHIGAS

"Mi familia no duerme por las noches desde que empezó la guerra", asegura este hombre, que se defiende como puede con el idioma. Actualmente duerme en casa de un señor al que le paga 75 euros al mes. Reconoce que no tiene papeles ni cobra paga de ningún tipo. E insiste: "Me gustaría traer a mi familia para acá"."Quiero que estén tranquilos", concluye con lágrimas en los ojos.

A propósito de su situación, se ha creado una campaña de Gofundme para que Mihai pueda viajar con todas las garantías a su país y pueda finalmente reencontrarse con su familia.

Sobre el autor:

Carmen Marchena

Carmen Marchena

Gaditana. Periodista feminista por vocación y compromiso. Empecé en las redacciones de Ideal Granada y Granada Hoy. He pasado por eldiario.es/Andalucía. Parte de El Salto Andalucía desde sus inicios. Tengo dos ídolas: mis abuelas Carmeluchi y Anita. Defensora de los Derechos Humanos y la Memoria. Sin más dilación, papas con choco o barbarie.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído