Dos denunciados con 220 kilos de caracoles que iban a vender en Sevilla tras cogerlos de la basura

Una nave que distribuye a nivel internacional estos productos procedentes de Marruecos ha sido intervenida por tirar a contenedores convencionales kilos y kilos de caracoles no aptos para el consumo

Caracoles no apto para consumo humano que la empresa había tirado directamente a contenedores convencionales.
Caracoles no apto para consumo humano que la empresa había tirado directamente a contenedores convencionales.

La Policía Local de Sevilla ha inspeccionado una nave que almacena y distribuye caracoles y otros alimentos, y que incumplía las obligaciones sobre el tratamiento de excedentes de fabricación con riesgo para la salud. Los agentes han intervenido 220 kilos de caracoles en mal estado, no aptos para el consumo, que iban a ser vendidos en puestos ilegales.

Agentes de la Policía Local de Sevilla han intervenido en un polígono industrial por la presencia de numerosas bolsas de caracoles en los contenedores de basura que eran posteriormente vendidos por las calles de forma ilegal. La empresa, dedicada a la distribución internacional de caracoles procedentes de Marruecos, tiraba en contenedores los caracoles no aptos para el consumo, pero otras personas los cogían para su venta ambulante ilegal.

Durante este mes de abril, y fruto de la colaboración entre la Delegación de Gobernación y la Asociación de Parques Empresariales de Sevilla (APES), la Policía Local tuvo conocimiento que alguna empresa de la zona arrojaba excedentes de caracoles en mal estado a los contenedores de basura convencionales. Esto había provocado que algunas personas retirasen esta mercancía de los contenedores y las vendiesen de forma ilegal.

El Delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, “ha destacado la coordinación entre esta entidad y su Delegación para cualquier asunto de su ámbito, una coordinación que se inició hace al menos cinco años”.

De esta forma, la Policía Local dispuso un operativo de vigilancia en la zona, pudiendo comprobar como algunas personas se acercaban a unos contenedores y retiraban bolsas de caracoles en mal estado. Los agentes procedieron a la identificación de estas personas y a denunciar las infracciones observadas. Al tiempo que se le intervenía la mercancía que fue retirada por el Zoosanitario y Lipasam.

Esto ocurría el pasado día 16 de abril, cuando los agentes intervinieron un total de 220 kilos de caracoles en mal estado, no aptos para el consumo humano, y procedieron a denunciar a dos varones de 38 y 51 años. Las investigaciones seguían abiertas, localizando la nave en cuestión, en un polígono industrial de la zona sur. La citada nave no tiene ningún distintivo exterior.

Fue el pasado fin de semana cuando agentes de la Policía Local que participaban en este operativo comprobaron actividad en la nave, procediendo a la inspección de la misma y a la identificación de sus ocupantes. El responsable de la nave se trata de un vecino de Sevilla de 47 años de edad y de origen marroquí, quien aportó toda la documentación de la actividad, perteneciente a una empresa de la Comunidad Valenciana. En el interior de la nave un almacén frigorífico acumulaba palets de caracoles.

Durante la inspección llegó un camión con 21.600 kilos de caracoles (gasterópodos) en 3.840 bolsas procedente de Marruecos presentando toda la documentación en vigor sobre el transporte, la entrada en la Unión Europea, certificado sanitario del Reino de Marruecos. Esta mercancía sería distribuida desde este punto a otras ciudades españolas.

Los agentes conminan a los responsables del establecimiento a no volver tirar restos de caracoles en los contenedores de residuos convencionales y lo realicen a través de un gestor autorizado. De las infracciones observadas, la Policía Local ha trasladado el toda la información a las autoridades sanitarias para que se depuren las responsabilidades al efecto y se instruyan los correspondientes expedientes sancionadores, al incurrir en una posible infracción muy grave a la Ley de Sanidad Animal.

Cabrera, por su parte, “ha puesto en valor la gran actuación de la Policía Local y llama a la responsabilidad de los ciudadanos aceptando mercancía puesta a la venta ambulante sin demostrar la trazabilidad de los alimentos. Es su salud y la de sus familias la que está en juego”.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído