Cierra el histórico Bar Citroen de Sevilla tras casi un siglo de vida: "Hasta aquí hemos llegado"

El establecimiento asociado al imaginario hispalense clausura para siempre tras el fallecimiento de su propietario Benito González Yañez

Bar Citroen en el Parque de María Luisa de Sevilla.
Bar Citroen en el Parque de María Luisa de Sevilla.

El histórico Bar Citroen situado junto al Parque de María Luisa ha cerrado para siempre. Tras más de 90 años recibiendo a generaciones de sevillanos y turistas en sus mesas, el establecimiento clausura su actividad tras el fallecimiento de su propietario, Benito González Yañez. El bar ha anunciado en sus redes sociales esta amarga despedida: "Hasta aquí hemos llegado… Ha sido un camino largo y honesto. Tras 92 años de historia la familia González, se ve obligada a cerrar el Bar Citroen. Hasta aquí hemos llegado. Tan lejos".

La muerte del dueño llevó a que sus familiares decidieran no continuar con el negocio que había tenido un problema judicial con los contratos de arrendamiento que amenazaba con su cierre. Según explica Sevilla Actualidad, el hijo de Benito ha reconocido que su adiós no solo se debe al fallecimiento de su padre sino también a otros factores como la bajada de ventas debido a la pandemia. 

La familia no tiene pensado abrir otro local hostelero, se encuentran muy ligados a este mítico bar sevillano y les resulta muy difícil seguir.  Los González han querido agradecer en una extensa carta la fidelidad de los clientes durante casi un siglo de historia. Este es un fragmento de las palabras que han dedicado a sus seguidores:

"Han sido casi cien años recibiendo a los sevillanos y a los turistas que llegaban al Parque de María Luisa para disfrutar de la Plaza de España, con la ilusión y el esfuerzo del primer día, con la terraza repleta de clientes hasta el 12 de abril de 2021. Desde la Expo de 1929 hasta la pandemia del Coronavirus en 2021. El Citroen lo ha resistido casi todo, luchando, con una sonrisa siempre entre sus más de 90 empleados durante todos estos años y entre todos los González que lo han dirigido y vivido durante más de nueve décadas. Han sido cuatro generaciones de sevillanos los que lo han trabajado, viendo la transformación de la ciudad tras la primera gran modernización de la Expo Universal, del primer concesionario de coches de la marca francesa, de la posguerra, de la dictadura, de la democracia, de otra Expo Universal… El Citroen es testigo de la Historia de la ciudad. Lugar de paso obligado para familias al completo que disfrutaban del ocio o del paseo, de trabajadores, de “guiris” boquiabiertos, de deportistas de fin de semana, de estudiantes y docentes, de artistas, científicos y profesores, de nobles, de aristócratas venidos a menos, de gorrillas, de enamorados… Era el punto de encuentro perfecto en el pulmón verde de Sevilla"

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído