El usuario de un patinete atropella a una niña en el centro de Chiclana y se da a la fuga

El PP reclama adaptar la Ordenanza Municipal de Circulación a los vehículos de movilidad personal, tras producirse el segundo atropello en unos días en una zona peatonal del municipio

Zona de Chiclana donde se produjo el atropello con el patinete, en una imagen de Google Maps.
Zona de Chiclana donde se produjo el atropello con el patinete, en una imagen de Google Maps.

Hace unos días el Partido Popular pedía al gobierno local de Chiclana que trabajase en una Ordenanza Municipal de Circulación adaptada a la nueva realidad, donde los usuarios de vehículos de movilidad personal como los patinetes y las bicicletas tengan un regulación que cumplir.

Reducir la siniestralidad en el ámbito urbano, en zonas de especial concurrencia de peatones, como es el caso del centro de la ciudad por ejemplo, es el objetivo marcado por la formación popular.

La cuestión es que si hace unos días una mujer fue atropellada por un patinete en la céntrica calle La Vega, este lunes se produjo un nuevo atropello, esta vez frente al Ayuntamiento. En esta ocasión, la damnificada fue un niña y, como ocurrió en la ocasión anterior, quien conducía el patinete se marchó del lugar para evitar la responsabilidad. “La situación ha pasado de ser importante, a ser urgente, visto lo visto”, manifiesta el secretario general y concejal del Partido Popular Jesús Galvín.

La falta de una ordenanza municipal que recoja “de forma clara” el uso de este tipo de vehículos en el término municipal es fundamental, a juicio del Partido Popular, “para facilitar la convivencia entre estas nuevas formas de movilidad y los peatones”.

El edil popular incide nuevamente en que si bien a nivel nacional hay una nueva regulación de los vehículos de movilidad personal y los vehículos de movilidad personal, entre los que se encuentran los patinetes, son considerados vehículos a todos los efectos y sus conductores están obligados a cumplir las normas de circulación, como el resto de conductores de coches y motos”, es necesario que el Consistorio chiclanero se dote de una norma local.

Entre las normas generales, hay que recordar que los conductores de estos vehículos están sometidos a las mismas tasas máximas de alcohol permitidas por la Ley de Seguridad Vial, así como a la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo. Tampoco pueden llevar auriculares puestos, ni hacer uso del móvil o cualquier otro dispositivo mientras va conduciendo.

Además, estos vehículos no pueden circular por las aceras y tienen prohibida la circulación en vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos.

“Este verano estamos viendo que en zonas peatonales muy concurridas se están produciendo atropellos, por lo que instamos a que desde ya se intente dotar a Chiclana de una ordenanza actualizada”, afirma Galvín.

Como ya hiciera días atrás, el Partido Popular también reclama recursos humanos y materiales para que la Policía Local pueda desarrollar una mayor labor de control, “sobre todo para que pueda concienciar de un uso adecuado, pues desde la prevención podemos evitar situaciones desagradables en el futuro”.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído