El detenido era cuñado del muerto, un hombre de 65 años muy conocido en la zona y al que mató de un tiro en el pecho, hiriendo también por la espalda de otro cartuchazo a su sobrino. 

Una riña por una herencia "y otras discusiones familiares" es la primera hipótesis que baraja la investigación del crimen del pasado domingo, a plena luz del día y en plena calle, en Paterna de la Rivera. Juan Colón, un hombre muy conocido en la zona, de 65 años y propietario de una pizzería y de la discoteca El Cerrillo, situadas ambas en la calle El Perro de Paterna, fallecía a las puertas de su casa como consecuencia de un disparo en el pecho por una escopeta a manos de su cuñado y marido de su hermana. Éste, antes de ser detenido, también pudo herir de gravedad, por la espalda, a su sobrino e hijo del fallecido, Francisco Colón, el cual permanece ingresado en el hospital de Puerto Real.

El alcalde del municipio, Alfonso Caravaca, que ha decretado tres días de luto oficial, ha precisado que el fallecido era un hombre "muy conocido en el municipio", y que están "muy conmovidos" por el trágico desenlace de este suceso. "Ha sido una enorme tragedia entre familias en un pueblo muy pequeño, todo el mundo está conmocionado porque todo el mundo se conoce", confirmaba a este medio un allegado de la familia del difunto. 

El suceso ha ocurrido durante el mediodía de este pasado domingo en la vía pública, tal como había informado el servicio de Emergencias 112, que recibió pasadas las 13:30 horas de este domingo varias llamadas de testigos que alertaban de una pelea con disparos en la calle El Perro de Paterna.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído