Ocho fallecidos por coronavirus contabilizados en las últimas 24 horas en la provincia de Cádiz

La mejor noticia es que no se han producido nuevos ingresos en UCI y apenas nueve positivos detectados

El Hospital de Jerez, durante la pandemia
El Hospital de Jerez, durante la pandemia

La provincia de Cádiz ha llegado este sábado a los 100 muertes. El repunte conocido este sábado cifra las muertes por coronavirus en ocho más. Cualquier muerte es siempre una mala noticia, pero la tasa de defunciones por 100.000 habitantes es sustancialmente inferior al número de muertes en España. Este sábado 25 de abril se contabilizan 22.902 muertes en España por coronavirus y 100 en Cádiz. Según el número de habitantes, en España la citada tasas es de 48 muertes. En Cádiz, 8. Por lo tanto, es seis veces inferior la mortalidad por esta enfermedad en la provincia.

Además, en las últimas 24 horas solo se contabilizan nueve positivos nuevos. La cifra en sí es buena. La anteriores 24 horas se detectaron 18. La tendencia sostenida es esperanzadora tras seis semanas de confinamiento. Y la mejor noticia es sin duda es que no hay nuevos ingresos en UCI, aunque sí 8 nuevas hospitalizaciones.

Lo que con más lentitud avanza es la cifra de curados, solo uno más que que ayer. De 316 a 317. Esto da cuenta de que la enfermedad llegó más tarde a la provincia que al resto de España, cuando se detectaron los primeros casos de contagios en el país entre los primeros días de marzo y los últimos de febrero, con algunas excepciones. Cádiz, que en aquel tiempo aún disfrutaba de fiestas como el carnaval, se mantuvo al margen con contadas excepciones de personas que habían estado en Madrid o en otras zonas de riesgo.

La letalidad del virus, eso sí, no deja de ser un factor menor. Las cifras de positivos confirmados y muertes es escalofriante. El 8% de las personas que lo sufren, fallece. Y el 40% de los infectados requiere en algún momento hospitalización. Probablemente, a medida que pase el tiempo y se realicen más test a grupos que no son de riesgo aflorarán casos leves y asintomáticos que engorden la cifra de positivos registrados y reduzcan porcentualmente esa tasa de mortalidad.

En cualquier caso, la mortalidad en España es algo superior, del 10%. La enfermedad es la misma. Lo que cambian son, por ejemplo, tres factores importantes. Por un lado, la edad media de la población. En España es de 43,38, mientras que en Cádiz es de 41,5, por lo que es una población algo más joven. Hay menos población porcentualmente que pertenezca a los grupos de riesgo según se infiere de los datos del INE. Por otro lado, hay que recordar que en Cádiz no se han producido colapsos sanitarios, por lo que, en principio, ha habido posibilidad de que toda persona con síntomas graves acceda a recursos necesarios, como ventiladores mecánicos o mediamentos, incluso experimentales con éxito. Y en tercer lugar, hay que contabilizar al menos dos grandes focos de la enfermedad en centros de mayores, en La Marquesa (Jerez) y en el geriátrico de Alcalá del Valle. Las personas con contacto con estos infectados son más fáciles de aislar que otro tipo de pacientes.

No significa que Cádiz haya ganado la batalla, ni mucho menos, ni que no sea grave la situación experimentada, pero las ocho muertes por sí solas no vienen a significar un agravamiento de la situación, sino el desenlace triste de una enfermedad que tarda hasta dos semanas en presentar síntomas y de los cuales los más graves en muchos casos alargan las estancias hospitalarias hasta los 40 días. Así, se dan casi dos meses entre un contagio y una cura casi completa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído