Hasta el momento han encontrado dos cráneos, uno de ellos con un orificio de lo que podría ser un proyectil de bala. 

La intervención en la fosa del cementerio de San Fernando está dando ya los primeros resultados y ya han aparecido los primeros restos óseos en la que puede ser la fosa más grande de la provincia. Según ha informado la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando (Amede) hoy mismo han hallado un cranéo que se suma al que apareció este pasado fin de semana con un orificio. A la espera de la confirmación del forense, todo parece indicar que el orificio estuvo causado por un proyectil de bala. 

También ha encontrado un pie y prevén que a finales de semana puedan haber excavado un cuerpo en su totalidad. Todo parece indicar, además, que uno de los dos cráneos pertenece a uno de los cuerpos hallados durante la realización de las catas. En aquella excavación inicial se encontraron dos cuerpos cuya forma de enterramiento indicaba que habían sido víctimas de la represión franquista.

Hay que recordar que los trabajos comenzaron el pasado miércoles día 9 de agosto, tras la publicación en el BOJA de la Orden del vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, y tras la autorización del Ayuntamiento de San Fernando, mediante decreto, de la entrada de AMEDE en el cementerio.

Después de una primera reunión entre instituciones que tuvo lugar en el mes de marzo, AMEDE ha venido reclamando la agilización del procedimiento de actuación que había sido aprobada en su totalidad en 2016 por el Comité Técnico de Coordinación de actuaciones en torno a la recuperación de la Memoria Histórica y el reconocimiento institucional y social de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Posguerra.

Sin embargo, tuvieron que pasar varios meses más para que la segunda reunión de instituciones, celebrada el pasado mes de julio, acabara con el compromiso de que fuera esta asociación la adjudicataria del contrato para el desarrollo de los trabajos en el camposanto isleño.

En este periodo, antes del inicio de los trabajos, se produjo el deceso del que fuera el primer presidente de la asociación, Juan Manuel Fernández Roldán, uno de los precursores de esta iniciativa y nieto del alcalde republicano asesinado en 1936 don Cayetano Roldán Moreno.

En esta última reunión, se acordó que la Junta de Andalucía, a través de su Dirección General de Memoria Democrática, financiaría el denominado sector A de la intervención, correspondiente con la ampliación de los sondeos 4 y 5 de la fase de localización y delimitación de las fosas comunes, donde fueron hallados algunos de los restos óseos humanos en una disposición compatible con las de los represaliados por el franquismo, así como vainas de munición detonadas de la época en la que se cometieron los crímenes.

Falta determinar la participación de la Diputación de Cádiz, que ya financió mediante subvención a esta misma asociación los trabajos de la fase anterior, y de la que se espera de su Servicio de Memoria Histórica y Democrática una implicación similar a la que han tenido en otras intervenciones, como la recientemente llevada a cabo en la localidad vecina de Puerto Real.

El Ayuntamiento de San Fernando, por su parte, que también colaboró activamente en la realización de los sondeos arqueológicos, ha manifestado de nuevo su total apoyo logístico y administrativo para avanzar en este deber de las instituciones con las reclamaciones realizadas por el movimiento memorialista.

Para esta ocasión, AMEDE cuenta con algunos de los miembros del equipo técnico que ya participaron en la fase de localización y delimitación de las fosas comunes, como el arqueólogo Jorge Juan Cepillo Galvín, el antropólogo forense Juan Manuel Guijo Mauri, el antropólogo social Fco. Javier Pérez Guirao, el topógrafo Eugenio Olid Chastang y la auxiliar de arqueología Susana Rodríguez Domínguez.

Otras incorporaciones a este equipo técnico son las de Mª José Rodríguez Martín y Félix Urra Ceballos. Cuenta además con un nutrido grupo de voluntarios y voluntarias, algunos de los cuales también participaron en el desarrollo de los sondeos arqueológicos, entre los que se cuenta con familiares de los represaliados, estudiantes y graduados en Historia y representantes de distintas organizaciones sociales y políticas de San Fernando, como el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla, Pro Derechos Humanos o Sí Se Puede San Fernando.

Éstos recibieron en el local de la Asociación de Vecinos de San Quintín de esta localidad un pequeño curso de iniciación a cargo del personal técnico en el que se abordaron cuestiones imprescindibles para el correcto desarrollo de los trabajos en el cementerio. Esta implicación de la sociedad civil, de la que surge la realización de este proyecto, muestra el compromiso de la ciudadanía con la recuperación de nuestra memoria más traumática, especialmente en San Fernando, donde aún perdura una fuerte simbología producto del franquismo.

Los trabajos, que se desarrollarán en el sector financiado por la administración autonómica hasta final de año, pero que continuarán en los otros dos sectores previstos hasta su completa finalización, pueden dilatarse a lo largo de todo el año próximo y su evolución podrá seguirse a través de la página de Facebook de AMEDE San Fernando.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído