PSOE, IU y Somos no se plantean una moción de censura contra el equipo de Gobierno que preside Miguel Molina, mientras el PP sí estaría predispuesto “si se dieran las condiciones oportunas”.

Aguas revueltas en la plaza de la Inmaculada ante una noticia que corría por pasillos, ordenadores y terminales móviles: una moción de censura. Una moción, que según los partidos implicados, se trata de un “falsedad” y, en cualquier caso “no se ha hablado ahora sino hace algunos meses”. El Ayuntamiento de Barbate está formado por 21 concejales de los cuales solo seis conforman el equipo de Gobierno. Aunque el Partido Andalucista (antes de su extinción) resultara victorioso en las elecciones municipales de 2015 alcanzando una representación de ocho ediles, hace algo más de un año dos concejalas dejaron su puesto, pero no su acta.

Con los cinco de PSOE, cuatro del PP, tres de Somos (partido independiente local) y un representante de IU, más las dos concejalas no adscritas (Estela Ortigosa y María José Corrales) gobernar el municipio se antoja “muy complicado”. Así lo comenta el propio alcalde, Miguel Molina, a lavozdelsur.es, planteando que lo que están haciendo desde la oposición es “colocar palos en la ruedas, en vez de ayudar a que el pueblo tire para adelante”.

El andalucista sostiene que la moción de censura es algo que se lleva tramando desde hace tiempo “orquestado por Luis Perulles (IU), José Manuel Martínez (PP) y algunos del PSOE”. Precisamente, la portavoz del PSOE y diputada provincial de Turismo, María Dolores Varo, ha querido dejar claro que su partido no ha iniciado ninguna acción para encabezar moción de censura alguna. “Me ha sorprendido mucho, porque nuestro partido no se mueve así y necesita ponerse en conocimiento a nivel provincial”, desmintiendo la intención de aplicar esta maniobra política “y mucho menos ser la candidata”.

"Ahora estamos a favor de la moción"

Sin embargo, José Manuel Martínez, portavoz de la bancada popular en el Consistorio local, sí expresa su intención de realizar una moción de tal calibre “si se dieran las condiciones oportunas”. Estos epígrafes pasarían por ver los puntos en común de los programas de los partidos “y llevarlos a la práctica para sacar adelante Barbate”. Insiste que eso se habló hace una año, pero que “ahora estamos todo el mundo de acuerdo en la moción, menos el PSOE que no se ha pronunciado”, declara Martínez de manera contraria a lo que comentan desde IU y Somos.

Desde el grupo independiente, Nicolás Muñoz entiende que todo esto se originó hace un año, con la propuesta de un gobierno de concentración que hizo el PA “y que no nos contestó”. En cualquier caso, comenta que sí “está abierto a cualquier fórmula que tenga consenso, pero que ahora no sé ha hablado nada de eso”. El edil de Izquierda Unida es más tajante, admitiendo que no participará en pacto alguno con el Partido Popular, “porque es imposible que prospere”. Matiza que sí estarían presentes en un posible gobierno con todas las fuerzas del arco parlamentario, “pero Molina ha rechazado esta posibilidad”.  

Sobre este tema, el alcalde ya ha comentado varias veces en sesión plenaria su negativa a forma gobierno con IU, comentando a este medio que no lo hace porque no se fía. “De Perulles no me fío, está utilizando la política para sus negocios personales”, acusa duramente el primer edil, añadiendo que “está demostrando que es malo para la oposición, cuento más dentro del gobierno”. El portavoz del grupo municipal de IU entiende que todo esto ha salido a la luz ahora, “por el victimismo del equipo de gobierno, que como tiene pocas realizaciones prácticas que vender a los barbateños se aprovecha de esto”. Esto mismo también apunta Varo para referirse a un modo de “tapar las críticas, echándole las culpas a la oposición de todo”. El PSOE dice haber apoyado al gobierno votando a favor a la hora de aprobar los Presupuestos o los sueldos de los ediles, “pero nos hemos negado a la barbaridad del préstamo de 75 millones de euros”.

Posible pacto con algunos ediles

Sobre el PSOE, Molina admite que está demostrando “sentido común”, reconociendo que se sentaría a pactar, si se diera el caso, con algunos ediles socialistas. “Hay tres concejales con los que se puede hablar, pero dos de ellos –refiriéndose a Rafael Quirós y Antonio Tocino- no vamos a hacerlo porque tienen causas legales abiertas”, comenta el regidor. La ausencia del exalcalde y ex edil de Urbanismo, según Martínez Malia, fueron condicionantes para el supuesto pacto, “la condición indispensable que no estuvieran”, añadiendo que a él también le pusieron la cláusula de apartarse de la Corporación. Molina también sostiene que con “los de Somos no tengo nada en contra, aunque ahora estoy más despegado de ellos” y que con algunos del PP estaría dispuesto también a sentarse.  

Rumores, comentarios, mensajes, malos entendidos… Lo que queda bien patente es que este tipo de historias no es más que la mala relación que existe entre los distintos partidos que forman el arco político municipal. Y, aunque cada uno tenga sus motivos y su argumentada explicación, es el ciudadano el que no entiende, según muestra en redes y en la calle, cómo no se ponen en común las soluciones fundamentales para un desarrollo digno de Barbate. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído