La Policía Nacional detiene a ocho personas en Castellar de la Frontera que vendían hasta mil euros diarios en sustancias estupefacientes en un local que aparentaba ser un club social.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a ocho personas por la venta de cannabis. Los detenidos utilizaban un local como sede social de una asociación para vender la sustancia estupefaciente. El lugar era frecuentado por un gran número de personas, la mayoría jóvenes, quienes entraban para adquirir el estupefaciente y se marchaban inmediatamente.

La investigación se inició a raíz de la información recabada sobre una asociación, denominada hermandad de San Canuto Club Cannábico, con sede en Castellar de la Frontera, y en cuyos estatutos establecía la carencia de ánimo de lucro y que no era su objetivo el fomento ni difusión del consumo de sustancia alguna con fines ilegales, revistiendo de aparente legalidad lo que en realidad no era más que un punto de venta de estupefacientes.

El local investigado carecía de los elementos básicos de un establecimiento abierto al público, así, carecía de cartel exterior, los cristales eran opacos, tenía instaladas cámaras de videovigilancia exterior y dentro del mismo se hallaron cantidades de sustancias estupefacientes. También se ha descubierto que esta actividad reportaba a los implicados hasta 1.000 euros diarios. Los precios de la sustancia estaban perfectamente tasados y coinciden con los que habitualmente tienen en el mercado ilícito. Al mismo tiempo, se indicaba a las personas que acudían al lugar que el cannabis, al que denominaban “medicina", debían adquirirla imperativamente en el local.

En un primer momento, los investigadores detuvieron a cuatro personas que trabajaban en el local, quiénes carecían de ningún tipo de contrato y que se dedicaban a vender el estupefaciente a través de un mostrador, como si de cualquier establecimiento de venta al público se tratara. Posteriormente, han sido detenidos los socios fundadores, que a su vez eran los proveedores de la sustancia que se vendía en el local. A todas estas personas se les imputan los delitos contra la salud pública y a los principales investigados también se les acusa de asociación ilícita.

En los seis registros domiciliarios efectuados se han intervenido 1.830 gramos de marihuana de distintas variedades, 211 gramos de hachís, 10 balanzas de precisión, diversos útiles para la distribución y ocultación de la sustancia, 2 vehículos y más de 3300 euros en efectivo. Los detenidos y los efectos intervenidos fueron puestos a disposición Juzgado de Instrucción número tres en funciones de guardia de Algeciras. La investigación, que continúa abierta, no descartándose otras detenciones, ha sido realizada por la unidad contra las Drogas y Crimen Organizado perteneciente a la brigada de policía judicial de la comisaría de Algeciras.

Sobre el autor:

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído